La Psicoletter de los Viernes (1.6.2018)

Aquí tienes la psicoletter de la semana, con lo que estoy reflexionando, escribiendo, leyendo y viendo últimamente.

Me encantaría que compartas en los comentarios qué estás reflexionando, leyendo, escribiendo, viendo, haciendo, probando, etc… tú.

Lo que estoy escribiendo:

Por fin, ¡por fin! me he puesto a trabajar en un artículo que tenía en mente desde hace siglos sobre la decisión de tener hijos. Cuento mi experiencia personal con el asunto (cómo pasé de “no, yo hijos ni de coña” a “preñada hasta las cejas”) y reflexiones que quizá puedan ayudarte si estás pasando por algo parecido. De momento llevo siete mil palabras, lo que augura uno de esos macro-posts que me caracterizan.

Si tienes alguna reflexión sobre el tema o te surge alguna pregunta concreta que te gustaría que el post aborde, escríbeme a marinadiazc@gmail.com con asunto “Post hijos” y cuéntamelo, que me interesa. IMPORTANTE: Si me escribes, dime si me das permiso para citar todo o parte de tu mail y cómo quieres que aparezca tu nombre. El formato sería “nombre+ciudad” (por ejemplo “Marta, Salamanca”); uno o ambos pueden ser ficticios.

Lo que estoy leyendo:

Pablo y yo estamos leyendo juntos A Man’s Guide to Newborn Babies: How To Thrive As A New Father When Baby Arrives! Es un libro breve para hombres que da ideas sobre cómo gestionar las primeras semanas y meses con un bebé. Está muy bien porque a) es muy cortito y práctico; b) pone énfasis en que hay que cuidarse a uno mismo y a la madre de la criatura, no solo al bebé; y c) es divertido e inspirador. Es gracioso ver las diferencias de enfoque entre los libros dirigidos a madres, que son todo emoción y edulcorante, y este, que contiene capítulos como “Crea un sistema optimizado y reduce en un 60% el tiempo que dedicas a cambiar cada pañal”.

Pelis que llevaba tiempo queriendo recomendar:

Tallulah y Ya no me siento a gusto en este mundo son dos pelis que recomiendo sentarse a ver sin leer el argumento, dejándose sorprender por tramas impredecibles y estupendas interpretaciones. La segunda es, eso sí, un poco violenta en algunos momentos, pero se trata de una violencia tan absurda y casi graciosa que incluso yo, que tengo pesadillas con los capítulos más intensos de los Teletubbies, pude verla entera sin problema.

Cita que me ha hecho pensar

The cures to fear are education and action.

[Las curas para el miedo son la educación y la acción]

– Anthony Kim

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,

7 Responses to La Psicoletter de los Viernes (1.6.2018)

  1. Mara junio 2, 2018 at 6:47 am #

    Hola, más que reflexionando, estoy en stand by tras mudanza, casi tres meses de locura, vender de sopetón y ponerte a buscar piso, arrastrando a una madre de casi 75 que siempre tuvo energía pero los últimos años soy yo su energía, empuje, ánimo, ayuda.. En fin, complicado. Pero pudimos. A ratos leo Todo ese fuego, de Ángeles Caso, sobre las Bronte. Y un breve poema río de Emily Dickinson. En fin, no veo mucha tv estos días, hay mucho que hacer, y cuando puedo prefiero un paseo o echar un rato con los sobrinos, que cansan, pero dan vida y alegría. Suerte con vuestra experiencia.

  2. Maria, San Jose, Costa Rica junio 2, 2018 at 12:41 pm #

    Hola Marina! Que lindo como estas disfrutando de tu maternidad, se siente la energía en cada post que escribes!
    Yo tengo ganas de ser madre despues de mis 36 y lo he ido posponiendo por mil razones, primero, porque vivia en Venezuela y no hay ni leche, ni pañales,luego porque vivia en otro pais, pero necesitaba trabajar para sobrevivir en ese lugar y ahora estoy en un nuevo pais, mi pareja y yo decidimos que es el momento ideal, sin embargo, obtuve un nuevo empleo y debemos esperar un tiempo prudencial para lograr un poco de estabilidad economica… ufff en fin tengo 40 años ahora y deseo mucho ser madre, pero siento que la necesidad de estabilidad se vuelve una prioridad antes de traer un bebe al mundo… espero que no sea muy tarde cuando finalmente sienta que estoy “estable”.
    Un beso y gracias por compartir con nosotros tu linda experiencia de vida…

  3. Imelda junio 2, 2018 at 5:37 pm #

    Marina, yo soy de las de “niños, ni loca” de toda la vida. Y me he mantenido en mis trece. He visto a muchas amigas en tu misma situación. Pero es que, de repente, ocurre y no todas se atreven a una solución realmente consecuente con ese “ni loca”, o sea, un aborto. Creo que cuando tienes una buena pareja y la vida te sonríe y estás sana y no tienes argumentos materiales para decir NO QUIERO, acabas por decir, bueno, qué le vamos a hacer… habrá que seguir con ello. Tienes que tener cristalina tu motivación para seguir diciendo NO. Yo me alegro casi a diario de no haber sido madre. He pasado por muchas experiencias, soy madre postiza, porque mi marido es padre divorciado de dos (niño y niña) a los que he visto (y acompañado) crecer. Les adoro y disfruté (disfruto) de tenerles en mi vida. Pero no me lo cuestioné. Para mí la maternidad es como jugar a la ruleta rusa. Es emocionante, excitante, peligroso, casi. Arriesgas todo. Lo das todo. Y no puedes esperar nada más que un asiento VIP en primera fila para la vida de unas personitas que se estrellarán sin que tú puedas evitarlo más de una vez. Te darán alegrías, eso dicen. Despertarán en ti cosas inéditas, he oído. Te harán crecer como nada antes. Será una experiencia extrema y única…que yo no necesito ni quiero. Pertenezco a la primera generacíon de mi familia que puede decidir con verdadera libertad sobre su maternidad. Soy, de momento, la única que no ha tenido hijos. Para mí no ser madre es un ejercicio de rebeldía contra la naturaleza y su implacable mecanismo de perpetuación. Mis genes no son tan valiosos como para buscar su continuidad, mi ansia de posteridad, nula. MI VIDA, la mía, la única que tengo, muy corta. Y quiero vivirla con plena consciencia. Por y para quién yo quiera y decida en cada momento. Me niego a tener ataduras irreversibles en las que el azar, la genética y mil cosas en las que yo no tengo margen alguno de acción, tienen tanta influencia. Hay demasiadas cosas en este mundo que no me gustan como para traer a él a alguien que, para colmo, será la fuente de todos mis desvelos. Es una responsabilidad un tanto kamikaze que no estoy dispuesta a asumir. Sé que decirle todo esto a alguien “preñada hasta las cejas” tal vez no sea lo mejor. Pero tú has preguntado y por eso te cuento. Dicho esto, te deseo que vivas tu experiencia como casi todas las que al final han caído lo hacen: desde el flipe, la entrega y la felicidad más absoluta. Seguro que será algo grandioso. Y me encantará leértelo por aquí. Un abrazo.

  4. Rosario junio 3, 2018 at 1:17 pm #

    Qué comentario más valiente este último. Aunque un poco radical, hay muchas cosas de él que me han gustado y que comparto. Yo tampoco deseo ser madre, ha habido etapas que sí pero ahora no quiero, ni tengo pareja ni me apetece la experiencia, solo deseo tener salud y disfrutar de serenidad y vivir con intensidad cada momento como si fuera el último

  5. @abuja62 junio 4, 2018 at 7:03 am #

    Leer y prepararte está muy bien, para enterarte de cosas que de otra manera no te enterarías.
    Otras no aparecen en las ediciones habituales.
    Yo solo he tenído un hijo (para mí ha sido y seguirá siendo un trabajo) será que no tengo mucho instinto maternal o al contrario y por eso me siento tan agobiada siempre con este tema.
    Decir que mi embarazo y parto fueron de lujo. El día que estaba de parto y hasta que me ingresaron, mi marido y yo estábamos bailando en los pasillos de urgencia.
    Después ya todo fué estres y bajón. Y qué bajón!!!! Las endorfinas se marchan como creíamos que se iban las vitaminas de los zúmos. Además nadie me avisó de lo molesto que es la subida de la leche y creo que me produje una mastitis(leve) con la ducha de agua fresquita. Menos mal que mi marido tiene mucha energía y me ayudo en todo lo que pudo. Durante 6 meses dí el pecho-biberón. También me dijeron que como le daba biberón dejaría el pecho y nanai…. si no le daba antes el pecho no tomaba el biberón.
    En fin, todo un trabajazo durante los primeros meses, a cambio crecen muy rápido y los cambios son tan bonitos que te quedas embobado mirándolo a todas horas. “Orgullo de madre”
    Hoy en día, mi hija vive conmigo y con su hijo; he vuelto a revivir todo (por supuesto con mucha más calma) a día de hoy tiene 3 años y está en su mejor momento expresivo-explosivo.
    El mundo sigue girando y los niños nos ponen las pilas para que no nos olvidemos que la vida existe, aunque cansa, cansa mucho. Jejejeje.
    Enhorabuena.

  6. Guillermo Valido junio 4, 2018 at 8:13 am #

    Esta semana he estado realizando una revisión de lo que me ha pasado durante estos meses, antes de entrar en la segunda mitad del año, también del mes de Mayo.

    Es un hábito que adquirí con el equipo de Superhábitos. Una buena costumbre para ver mi evolución, de todo lo que he vivido, las personas con las que he estado, las cosas que he hecho, la que se han quedado por hacer, o las que he olvidado, algo muy interesante es hacer una revisión de las fotos que he realizado, algo que me encanta, sacar la camara o el móvil y tomar un momento en el tiempo, surgen cosas muy bonitas un amanecer, un arco iris, una nube, una mariposa…etc.

    Citas con el artista para ir a la playa y volver a ser niño entre las rocas, bucear, saltar desde la rocas, para ir a coger olas y sentir la paz y tranquilidad de estar en el mar, y la libertad de hacer aquello que me hace feliz.

    Camino del Artista Semana 12, nos habla sobre la creatividad, darle tiempo para que crezca, buscar en nuestros hobbys aquello que nos gustaba.

    Leer mis páginas matutinas que comence el 17 de Enero de este año y que mantengo como un buen hábito. Me han ayudado a darles aires a mis heridas, frustaciones y sueños rotos, también plantar la semilla de la espereranza y del compromiso.

    Esta semana como siempre desde el mes de Febrero continuo con el deporte, la natación es mi momento, darle caña a los músculos con las pesas o corriendo.

    El pensamiento es mi bloqueo algo que se decía en el camino del artista, me pierdo en mis divagaciones, filosofando sin avanzar.

    Me gusta perderme por las calles de mi barrio, mirando las fachadas de las casas, contemplando una estatua, un frontis.

    También durante estos meses he pulido mi forma de meditar, me cuesta llegar al silencio, soy más de procesos mentales, de rituales, para sentirme bien, busco mi lugares especiales, un parque, una avenida donde veo el mar.

    Hábito: Terminar con ducha con agua fria.

    Youtube : Música para limpiar la casa.

    Postcad: Habitualmente Carlos Casabona: Mitos clásicos de la alimentación infantil y cómo comer sano en familia, Lorena Franco: cómo elegir tu libro ideal y por qué el tiempo es su gran fuente de inspiración y Pau Forner:El hábito para ganar confianza y por qué los objetivos no son la mejor estrategía.

    Blog: Pablo Olóndriz Viajar no es la respuesta.

    He leido Vader : derribado comics de la Guerra de las Galaxias,Spiderman Feliz Cumpleaños (Regresar al mundo de los comics, es como visitar a un viejo amigo que hace mucho tiempo que no ves y en un segundo la chispa resurge, años de distancia ya no son nada).

    Lectura del libro Los Guanches que sobrevivieron y su descendencia, historia de mis antepasados , sus costumbres, su vida, curiosamente lo lei el día 30 de Mayo, día de Canarias.

    Pelicula: El nuevo Karate Kid, cuando uno tiene nostalgia estas peliculas le recuerdan aquellos maravillosos años 🙂

    Hasta la próxima Psicoletter.

  7. Eugenia junio 4, 2018 at 11:02 am #

    Hola!
    A mi me ha hecho reflexionar la cita “Si uno no sabe a qué puerto navega, ningún viento es favorable”. -Séneca-

    He visto el capítulo de Black Mirror “Caída en picado” (3×01).
    Junto a la noticia de que esto se está haciendo ya en China para puntuar a sus ciudadanos, siento pánico al futuro.

    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.