La Psicoletter de los Viernes (29.6.18)

¡Hola!

Aquí tienes la psicoletter de la semana, con lo que estoy reflexionando, escribiendo, leyendo y viendo últimamente.

Recuerda que puedes comentar y contar qué estás reflexionando, leyendo, escribiendo, viendo, haciendo, probando, etc… tú.

Lo que estoy leyendo

ParentSpeak: What’s Wrong with How We Talk to Our Children–and What to Say Instead. Es un libro fascinante, tanto si vas a ser padre como si no, que te hace reflexionar con más detenimiento sobre la manera en que utilizas el lenguaje. Una pequeña interacción (por ejemplo, pedirle a un niño que le dé un beso a alguien a quien acaba de conocer) puede mandar un sinfín de mensajes («si un extraño te pide una muestra de afecto, dásela aunque no te apetezca, no le conozcas o te intimide, porque es de buena educación»). Recomendaría Parentspeak incluso a los no-padres; en última instancia, de lo que habla es de ser respetuoso y considerado con la perspectiva de los demás, y creo que todos podemos beneficiarnos de esa visión.

Lección de vida que he aprendido

El martes y el miércoles estuve haciéndome pruebas para detectar la diabetes gestacional, y las dos me salieron un poco alteradas. Cuando digo un poco, quiero decir realmente muy poco: la primera tenía el límite en 140 y a mí me salió 143, y la segunda se me desvió por 2 y 15 puntos en dos de los puntos de la curva. ¿Qué os creéis que hice yo, Gurú Suprema de la Psicosupervivencia. Pues llorar, claro, y decir que por culpa de no haberme cuidado lo suficiente, ahora voy a ser diabética, y mi hija también va a ser diabética, y he arruinado su vida para siempre.

Es curioso, porque racionalmente tengo claro que no se puede ser perfecta como madre, que voy a cometer millones de errores, que me tengo que relajar, etc., pero una parte de mí piensa que eso en el embarazo no se aplica, porque al fin y al cabo todavía soy solo yo, todo depende de mí y es mi responsabilidad darle a Alana el mejor entorno mientras forma el único cuerpecito humano que va a tener. Pero lo que no parezco tener en cuenta es que también durante el embarazo soy un ser humano imperfecto e incapaz de hacerlo TODO bien.

Después de largas duchas (metafóricas) de autocompasión y de que mi médico me asegure que me relaje y que no, de verdad que no necesito un glucómetro, estoy mucho más tranquila y un paso más cerca de aceptar que puedo querer a Alana, pero no puedo crear un entorno perfecto para ella, ni dentro ni fuera de mi útero.

Nunca te acostarás sin saber algo más

Hoy mi frutera me ha explicado que, al contrario de lo que yo creía, las remolachas no duran más si les dejas las hojas, porque las hojas se alimentan de la raíz. De todas formas, como me veía escéptica, ha cortado unos tallos y ha dejado otros como «experimento». Ya os contaré. También me ha dicho que si se guardan con un trozo de pan seco, este absorbe la humedad y aguantan más.

Tengo que hablar de mi maleta

Llevo varias semanas dudando si hablaros de mi maleta nueva, porque no quiero que penséis que esta Psicoletter es una malvada treta para hacerme millonaria con enlaces de afiliado (si a alguien le interesa: este mes he ganado 0’75 euros con Amazon. Nada como para irme al Caribe, de momento). Pero ¡tengo que hablar de mi maleta! Se llama Malety, es amarilla y es una Soundbox Spinner de American Tourister, y LA AMO. Nunca había tenido una maleta buena en mi vida, porque pensaba que eso daba más o menos igual, que con que tuviera ruedas era suficiente… hasta que, harta de tirar una maleta cada dos años, decidí invertir en algo decente. Ahí llegó Malety, y solo puedo decir que se nota tener una maleta buena: en manejabilidad, espacio, comodidad y en lo bonito que es su color amarillo (estoy pasando por una fase amarilla últimamente).

Así que si estás pensando cambiar de maleta y gastar un poco más a cambio de calidad (y, espero, duración), Malety es una opción estupenda.

Cita que me ha hecho pensar

Ring the bells that still can ring
Forget your perfect offering
There is a crack, a crack in everything
That’s how the light gets in.?

[Haz sonar las campanas que aún pueden sonar
Olvida tu oferta perfecta.
Hay una grieta, una grieta en todo
Así es como entra la luz]

Leonard Cohen

Por cierto: esta cita aparece a veces mal citada como “We’re all broken. That’s how the light gets in” (Todos estamos rotos. Así es como entra la luz), y atribuida a Hemingway. Es esa la versión que yo iba a citar, de hecho, hasta que lo he buscado en Google para asegurarme de que era correcta y he encontrado esta explicación y esta otra, y las citas originales de Hemingway y Cohen. La letra de la canción me ha parecido incluso más hermosa que la cita falsa “original”, así que me he quedado con esa.

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,

11 Responses to La Psicoletter de los Viernes (29.6.18)

  1. Malena junio 29, 2018 at 4:22 pm #

    Duraran más la hojas, pero no la raíz (trabaja en horticultura). Por qué querés conservar remolachas? Esa es mi duda jaja
    Interesante el libro, estoy medio perseguida con el tema educación infantil, mis amigas empiezan a tener niños y yo cada vez más negada xD
    Buen finde!!

  2. Serena junio 29, 2018 at 4:36 pm #

    Querida Mónica, (espero sea correcto, como “cara” en italiano!),
    hace 22 años esperaba mi primer hijo, y tenía todas las preocupaciones que tienes tú. Hice lo mejor que pudiera, a lo largo de esos 21 años, con el y con su hermano. Y hoy puedo decir que toda la energía que les dediqué ha sido llenamente compensada. Es decir que ellos son maravillosos, mucho más mejores que yo. Y que pude hacer esto aunque sea bastante neurótica. Alaba tiene suertepor haberte como madre.

  3. Iker junio 29, 2018 at 4:38 pm #

    Bueno, por fin me decido a participar en las famosas psicoletters de los viernes impulsado por la necesidad de dar salida a todo lo que llevó dando vueltas en la cabeza.

    Fui padre de una preciosa niña hace casi nueve meses y todo los avisos acerca de como te cambia la vida el nacimiento de un bebe se quedaron cortos.

    Yo también asumo que no soy perfecto y que en este viaje hacia lo desconocido que es la paternidad cometeré un millón de errores pero a nivel emocional reconozco que la responsabilidad y el estrés me han ganado la partida más de una vez.

    Yo he sido siempre una persona muy de ir a su aire y hasta diría que solitaria, disfrutaba mucho de mis momentos de calma y tranquilidad y como bien sabrán todos los que hayan pasado por esta experiencia el nacimiento de un bebe es lo opuesto a la paz y el sosiego.

    El nacimiento de mi hija ha sido el acontecimiento más feliz de mi vida con diferencia y el amor que siento por ello es incomparable con cualquier cosa que haya sentido antes.

    Me encuentro en un proceso en el que he intentado que mi “yo antes de ser padre” no se viese “arrastrado” por la “corriente” de obligaciones y tareas que tengo que atender en mi vida en estos momentos hasta desaparecer por completo.

    Siempre he sido una persona muy vinculada al deporte y aunque racionalmente cuando decidí ser padre asumí que esa etapa se había acabado pronto descubrí que una parte de mi se resistía a soltar un aspecto que había sido fundamental durante toda mi vida.

    La solución que se me ocurrió fue la de intentar compaginar ambas facetas dando prioridad claramente a mi hija por lo que los medio días se usarían para el deporte y no perdería ni un segundo de vida familiar.

    Evidentemente en este plan “perfecto” no tuve lo suficientemente en cuenta el efecto que la falta de sueño prolongada y el estrés ante la nueva situación iban a provocar en mi. Meses de auto reproches por estar siempre agotado y ganas de dejarlo todo muchas veces.

    Al final he acabado entrenando dos días ( mi ego lo considera vergonzoso ) y de momento es la única formula sostenible teniendo en cuenta el estrés del trabajo y la falta de sueño.

    Psicosupervivencia siempre fue para mi lectura de referencia, una “brújula” que me ayudaba a orientarme en los momentos de confusión, pero hasta hace muy poco no tenía energía para leer ni mucho menos para soltar esta parrafada.

    Así están las cosas hoy 29 de junio de 2018, espero que en las próximas semanas vaya retomando el habito de la lectura y poder sacar algún rato para escribir.

    Hoy he pasado el medio día al sol cerca del mar y ha tenido un efecto casi “mágico”, hacia tiempo que no me sentía tan centrado y en calma, bendita naturaleza y bendito verano.

    Un saludo a todos.

    • Paloma julio 1, 2018 at 9:42 am #

      También te habrán avisado que el tiempo pasa volando en nada tu hija dormirá de un tirón, rápidamente será más independiente y a la vuelta de la esquina esta contigo practicando deporte.
      Disfruta de este momento y más rápido de lo que imagines tendrás más tiempo.
      Ánimo y disfruta el momento

    • Marina julio 2, 2018 at 9:45 am #

      Muchas gracias por tu aportación, Iker. Yo trato de pensar, como dice Paloma, que el tiempo pasa rápido y que luego hay mucho margen para hacer las cosas que uno desea, pero entiendo que cuando uno está metido en medio de la vorágine, debe de ser complicado ver más allá. En fin, ya te contaré. Disfruta de tu nena y un abrazo enorme.

  4. jose david junio 29, 2018 at 10:44 pm #

    hola Marina. gusto saludarte, encuanto a la diabetes ,tranqui que no cunda el panico,
    consulta a la Tania Sanz para que te elabore una alimentacion organica e integral como primer paso, y deja toda clase comida chatarra. te cuento que yo de esa manera frene la pre diabete, y hoy sigo la misma alimentacion y me siento super bien. cariño a Alana cuidate jose david.

  5. Paloma junio 30, 2018 at 3:10 am #

    Hola Marina, te escribo de insomnio a las 4.55 porque tengo mucho estrés laboral y tu cita me ha venido como anilo al dedo. Gracias

    Sobre tu reacción a los resultados de la prueba, también se debe al chute de oxitocina y otras hormonas que está exploxionando en tu cuerpo en estos momentos. Te sugeriría que añadieras a tu lista de lectura el tema de la depresión post parto, existe y tiene un porcentaje de incidencia muy alto y nadie te habla de ello. Por ejemplo la pediatra y madre Lucia Galán en su blog trata mucho el tema ( http://www.luciamipediatra.com/) además de muchos otros temas muy recomendables y sus libros no los he leído, por falta de tiempo, pero tienen buenos comentarios y críticas.

    Comprar una buena maleta es una buena inversión y casi imprescindible si te mueves por estaciones y aeropuertos, si viajas en coche puedes valorarlo mas,. El año pasado descubrí esto:
    DoGeek- 7 en 1 Set de Organizador de Equipaje Perfecto para Viaje con Bolsa de Zapato,Impermeable Organizador de Maleta Bolsa para Ropa Sucia de Viaje, Material Nylon https://www.amazon.es/dp/B075466HDB/ref=cm_sw_r_cp_apa_4mVnBbQ7QEX26
    Y es super práctico, (sin afiliación, ja ja ja)

    Bueno lo dicho muchas gracias por tus palabras, que llegan y ayudan. GRACIAS.
    Mucha paciencia y amor Alana tendrá una madre maravillosa 🙂

    Paloma

    • Marina julio 2, 2018 at 9:48 am #

      Muchísimas gracias por las recomendaciones, Paloma. Sobre la depresión posparto hay gente que me ha dicho que no lea para no sugestionarme, pero yo creo que la información es poder. ¡Un abrazo!

  6. Lorena junio 30, 2018 at 10:22 pm #

    simplemente Gracias, me encantan tus psicoletters! muchas felicidades y bendiciones!

  7. Mariana julio 1, 2018 at 12:31 pm #

    Sobre la lección de vida que has aprendido…como yo estoy en el mismo estado que tú (gestando un ser), debo decir que el control que ejercen los médicos hoy en día sobre el embarazo está muy bien porque hemos mejorado mucho las estadísticas de mortalidad en el parto, pero tiene una contrapartida, y es la que mencionas. Estamos sometidas a mucha presión para no engordar demasiado, no comer esto, ni lo otro, y encima no te puede subir la glucosa…, bueno y si eres “madre de edad avanzada”, esto es, que tengas más de 35 años, agárrate los machos. Mira, hay mujeres que no se enteran que están embarazadas hasta los 5 meses, y de mientras han bebido y comido lo que han querido (incluyendo alcohol, y carne cruda), y el niño, tan sano. Por no hablar de los millones de niños sanos que han nacido antes de que se inventara el test de la curva de glucosa.
    Con eso no quiero decir que esas pruebas tengan su utilidad, pero que hay que tomárselo con un poco de distancia y no volverse paranoica. Eres una madre que se preocupa por su salud y la del ser que gestas, así que tómatelo con mucha calma y no dejes que la histeria de la medicina prenatal te invada, porque lo estás haciendo bien.
    No serás una madre perfecta, porque ser una madre perfecta es un asco. Así que me alegro de que no lo seas! 😉

    • Marina julio 2, 2018 at 9:40 am #

      Sí, totalmente de acuerdo, Mariana… a veces es demasiada información. Y lo del peso es para reventar: ganar demasiado poco es tan malo como ganar mucho, pero por alguna razón el problema es solo si te pasas y no si no llegas. En fin… que voy a tratar de tomármelo con calma, porque creo que mis llantinas son más perjudiciales que el azúcar para mi pobre bebé. ¡Un abrazo!

Deja un comentario