Por qué la mayoría de la gente que lee sobre desarrollo personal no cambia su vida en absoluto… 


...y cómo evitar que te pase a ti


Un manifiesto de Marina la de Psicosupervivencia

AVISO IMPORTANTE:


Lo primero que quiero contarte sobre mí es que me llamo Marina y soy psicóloga, no el unicornio de Mr. Wonderful. 

Yo soy la de la derecha.

Si estás aquí porque necesitas algo «motivante» que te «inspire» y te haga sentir inmediatamente bien, puedes dejar de leer.

En lugar de eso, voy a intentar sacudir lo que crees que sabes porque me parece mucho más útil.

Pero antes de nada, ¿sabías que la razón número uno por la que la gente se paraliza y no cambia (aunque sepa bien lo que tiene que hacer) NO es el miedo a lo que pueda pasar?

Y tampoco es la baja autoestima.

Hay algo mucho más importante que nos pasa a todos (sí, también a mí, que me gano la vida con esto) y que te puede amargar la vida si no lo identificas y neutralizas.

Te cuento una historia rápida para explicarme.

Ya te he dicho que soy psicóloga, es decir: que me paso el día leyendo y pensando sobre cómo hacer para llevar una vida mejor.

Sin embargo, hace un par de años me di cuenta de que estaba atascada.

Me hacía propósitos a principios de cada año, cada mes y cada semana…

… y al terminar había cumplido un tercio o menos.

Y siempre eran los más fáciles.

Los difíciles, los que tenían el potencial de marcar la diferencia… se quedaban para luego.

Sentía que mi vida era el día de la marmota. Los días y los meses se parecían mucho. Siempre estaba luchando contra los mismos obstáculos.

No tuve más remedio que sentarme y preguntarme seriamente:

¿Qué está pasando entre ese momento de proponerme objetivos, direcciones de cambio… y el momento en que me doy cuenta de que estoy igual?

Entonces me di cuenta de que no era que tuviera miedo. Ni siquiera era culpa de mi autoestima.

El culpable era el enemigo número uno del cambio: las excusas.

PERO (y es un pero importante):


Si eso fuera todo, si fuera tan fácil como no creerte tus excusas, no habría problema.


La cuestión es que cuando esas excusas aparecen...

no nos damos cuenta de que están ahí.

Porque en nuestra mente no son excusas, sino razones.

En ese momento, parecen tener todo el sentido del mundo.

Si querías ir al gimnasio pero por la tarde estás cansada, estar cansada no te parecerá una excusa, sino una razón legítima.

Te propones cambiar... y luego te convences para seguir igual.


Una y otra vez. Una y otra vez.

Así que permíteme que afirme algo con mucha contundencia:

Hasta que no identifiques tus excusas como tales (y no como razones lógicas y con sentido), no podrás desactivarlas y el cambio que deseas no llegará.

Y le sacaras a la vida ¿cuánto? ¿Un 5% del partido que podrías sacarle?

A ver. Nunca vas a llegar al 100%. Tampoco tenemos que ser apretados, como dice siempre mi madre.

Pero puedes vivir una vida más satisfactoria. Te lo prometo.

¿Cómo distinguir las excusas de las razones verdaderas?

Porque se camuflan como Peeta en Los juegos del hambre

Habrá días en que sea verdad que es mejor que no vayas al gimnasio y descanses.


Pero otros días (la mayoría) no estarás haciendo más que sabotearte.


¿Cómo distingues una situación de la otra?


Te lo cuento:

Hay una pregunta muy clara que puedes responder en unos segundos y que te dará una respuesta contundente, un sí o un no.

Hasta ahora solo he revelado esta pregunta en cursos de pago.

Entiendo que puedas pensar que exagero, pero soy el tipo de persona que una vez le dijo a la de El Corte Inglés que me había cobrado menos de lo que ponía en la etiqueta.

(Era para un saco de dormir de mi hija y resultó que tenía una rebaja)

Me tomo muy en serio la honestidad y es la primera vez que revelo esto gratis.

Si quieres saber cuál es esa pregunta, suscríbete y te envío GRATIS el micro-libro Por qué te crees tus excusas y cómo dejar de hacerlo.

Es muy cortito para que las excusas no te impidan leerlo.

Te pones un café y en cinco-diez minutos estás mucho más cerca de conseguir lo que quieres en el área que sea (salud, relaciones, trabajo, hobbies…).

Lo que aprenderás

  • La pregunta sencilla para distinguir tus excusas de razones legítimas.
  • La poción de Harry Potter que te ayudará a entender por qué te saboteas.
  • Cuáles son los pensamientos que te están bloqueando (y NO son los pensamientos negativos).
  • El truco que usan en una peli sobre black jack y que te servirá para desactivar a tus excusas.

Además, todos los días te mando un mail divertido, útil y real para que dejes de acumular información y pases a la acción.

Mis mails son cortos, también a prueba de pereza. La gente me dice que se ríe mucho con ellos.

Por ejemplo, esto me lo escribió Eva, una suscriptora:

Jajajajajaja….. Yo creo que te inventas las historias!!!!!!


Me encantas Marina, es una gozada leerte. Y eso que estás todos los días en el buzón, que normalmente doy carpetazo a estas cosas, pero es que son historias cortas y divertidas… Molan mucho….

Gracias.


¿Que no te gusta? Pues te das de baja, no pasa nada.


Si quieres probar, es el formulario de abajo.

Suscríbete aquí:

Recibe inmediatamente el micro-ebook «Por qué te crees tus excusas (y cómo dejar de hacerlo)»

Además, mando un mail TODOS LOS DÍAS sobre pasar a la acción con la ayuda de la psicología. En cada uno ofrezco mis cursos y servicios. Si te cansas, te das de baja en un clic)

    Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es necesario que leas y aceptes la política de protección de datos de la web. Tus datos serán almacenados en ConvertKit, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD.

    Ah, y si quieres ir al blog, es aquí.

    Un manifiesto de Psicosupervivencia en 2019      -       Aviso legal         Protección de datos