Categoría: Reflexiones más o menos aleatorias

17. La espontaneidad está sobrevalorada

  Son las ocho y media de la tarde, y yo acabo de pasar las últimas cuatro horas de mi vida en un salón de actos sin aire acondicionado, escuchando a Pamela Foelsch hablar de trastornos de identidad en el adolescente. Pamela es lista, divertida y tiene clase, y yo sigo pensando que la psicoterapia

LEER MÁS

16. Mi psicoespidifén

Esta tarde, cuando Pablo se ha marchado porque tenía que trabajar, me he quedado muy triste: gimoteaba tirada en la cama y tenía pensamientos muy sensatos, tipo: «pues el amor es una mierda, porque cuando amas también te expones al dolor de la pérdida, y no compensa entregar tu corazón para arriesgarte a lo efímero

LEER MÁS

13. Paso a paso

Son las doce de la noche, y Pablo y yo caminamos con las mochilas al hombro por Cuerda Larga, una ruta de senderismo que va de Navacerrada a Morcuera. Andar de noche puede sonar muy romántico, pero no es más que el resultado de nuestra incapacidad para salir temprano de Madrid. Por otra parte, resulta

LEER MÁS

12. Juzgar, convencer, elegir

  Antes de ayer, cuando terminé de escribir el post del día, le comenté a Pablo: «no me gusta escribir este tipo de posts. No me gusta quejarme de las cosas». Siempre procuro expresar mis opiniones de forma mesurada y comprensiva, pero sé perfectamente que cuando la intención es la crítica, al final uno atrae

LEER MÁS

10. Tres reflexiones en una ecotienda

Ayer al mediodía estuve dando una vuelta por una tienda de alimentos naturales que hay cerca de mi trabajo. Quería buscar cacao en pepitas y esencia de naranja para mi quemador. El lugar en cuestión es enorme, así que aproveché para dar una vuelta por si veía algo interesante. Me llamaron la atención tres cosas.

LEER MÁS