La Psicoletter de los Viernes (11.1.19)

En primer lugar, perdona por el follón, o guachiguachi, que diría mi madre, con la Psicoletter de la semana pasada. Te la mandé el jueves, luego te dije que te enviaría otra antes del viernes y aquí estoy: mandándola el viernes. Si te da igual el por qué, sigue leyendo; si te interesa, te lo explico en la posdata 3. No es tan fascinante como para empezar el mail por ahí.

Lo emocionantes es que ¡¡empieza un nuevo año en Psicosupervivencia!!

Y, como te conté en mi último artículo, quiero que esté lleno de proyectos emocionantes.

Los últimos tres años han sido difíciles para mí. Cambié de idea sobre la reproducción y tuve que plantearme mi relación con Pablo; volví con él; hice el Máster de Terapias Contextuales con Carmen Luciano; me dediqué casi por entero a las consultas individuales para aplicar lo que había aprendido; me reproduje, con todo lo que conlleva en cuanto a pérdida de energía, dolores varios y desestructuración existencial.

Ahora me siento bien. Ya tengo a Alana (AKA PsicoSuperBebé); acabé el máster hace año y medio y mis pacientes van en su mayoría bastante bien; he logrado medio organizarme con la peque. Es el momento de abordar nuevos proyectos, así que ahí van:

El Proyecto Recuperar mi Cerebro: este es un viaje personal en el que abordaré la forma en que la tecnología inunda mi existencia y trataré de minimizar sus efectos nocivos. Voy a ir escribiendo posts y contando cómo me va y qué estrategias estoy utilizando. Posibles títulos:

  • Cómo domar whatsapp, o «ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio».
  • Mi iPhone no tiene navegador, o «el despertador más caro de la historia».
  • Findes desconectados o «resulta que mi maromo tiene barba».

El Nuevo SúperMegaCursoEstrella de Psicosupervivencia. Hasta el año pasado, era Reescríbete: un curso de escritura terapéutica basado en la Terapia de Aceptación y Compromiso. Ahora tengo ganas de crear algo nuevo que incorpore lo que he aprendido y que vaya un paso más allá: hacer cambios y además entender por qué te comportas como lo haces y cómo funcionan esos cambios.

Será, además, un curso con un seguimiento más personalizado, para que lo termine el mayor número posible de participantes. Ya estoy desarrollando los contenidos y espero poder lanzarlo a finales de febrero/principios de marzo.

Psicosupervivencia: el Podcast. En el PsicoPodcast (no se va a llamar así, por cierto, porque parece que poner la palabra «podcast» en tu podcast ya está pasado de moda #quierosercool) entrevistaré a gente que tenga relación con todo tipo de áreas, no solo con la psicología. El lema va a ser «Pequeños trucos para grandes problemas», y trataré de encontrar con mis invitados pequeños cambios que den grandes resultados.

Ya han confirmado su asistencia: Rober, de Mdemovimiento, que nos hablará de cómo moverse más para sentirse mejor; Ángel, de Vivir Al Máximo, al que preguntaré sobre cómo la elección de un camino vital influye en la felicidad; Pau Navarro, de Habilidad Social, que es experto en enseñar el carisma a la gente; María Fornet, que nos contará sobre feminismo, narrativas y felicidad; y más gente que ya os iré revelando.

La fecha de lanzamiento está por decidir; probablemente, primavera.

Psicosupervivencia: los libros.llevo tiempo queriendo aprovechar mi verborrea para publicar libros en Kindle. La idea es que sean cortos, prácticos y divertidos, y que permitan profundizar en temas para los que los posts se quedan cortos. Llevo ya casi la mitad del primero, que aún no tiene título, pero que va de cómo pasar a la acción más a menudo y con más facilidad.

Consultas.Voy a seguir con las consultas, pero no aceptaré pacientes nuevos hasta después de lanzar el curso. Si te interesa, puedes contestar a este mail para que te apunte en la lista de espera.

Sé que es mucho, pero estoy convencida de que si voy poquito a poco y me organizo bien, puedo con todo. Hay una cita atribuida a Bill Gates que dice que la gente sobreestima lo que puede hacer en un día, pero subestima lo que puede hacer en un año.

A partir de la semana que viene, volvemos al formato tradicional de Psicoletter; entretanto, te dejo con una cita de que me ha hecho pensar, para no perder las buenas costumbres:

Quien da a diario los toques finales a su vida, no necesita tiempo.

– Séneca, Cartas a Lucilio.

Me encantaría que comentes en la página y me cuentes: ¿qué te parece lo que tengo planeado? ¿Qué te hace más ilusión? ¿Hay alguien a quien te gustaría que entrevistara? ¿Algún tema sobre el que te gustaría que sacara un libro?

Un fuerte abrazo,

PD: Recuerda que puedes contar qué planeas para tu año en los comentarios.

PD2: ¡He limpiado mi bandeja de entrada! ¡Ya puedes escribirme! Porfa, trata de que tu mail sea breve y concreto, y no me hagas consultas psicológicas complicadas; así evitaremos repetir el Taponamiento Mailístico Cósmico de 2018.

PD3: La explicación del lío de la Psicoletter de la semana pasada es que este año quiero hacer dos días semanales de desconexión internáutica total, y que pensaba que esos días serían viernes y sábado, así que mi idea era cambiar el día de la Psicoletter. Después decidí que tenía más sentido desconectar todo el fin de semana y que la Psicoletter podía quedarse igual. Así que aquí estoy: básicamente igual que antes.

¡Más abrazos!