La Psicoletter de los Viernes (13.7.2018)

¡Hola!

¿No es emocionante que a veces casi se me olvide esta psicoletter y te la mande ahí al filo de la medianoche, o al menos de la mediatarde?

En fin, que aquí estoy una semana más para contarte en qué ando metida. Recuerda que puedes comentar y contar qué estás reflexionando, leyendo, escribiendo, viendo, haciendo, probando, etc… tú.

Lo que he leído

The Little Book of Contentment, de Leo Babauta. Leo es una de las personas vivas a las que más admiro, y a veces me planteo si no debería dejar de escribir mi blog y limitarme a traducir el suyo. Este mini-libro es un regalo que hizo a sus lectores el día de su cumpleaños y me está ayudando muchísimo a salir de una época un poco estresante en la que estaba en conflicto continuo con mi presente.

Así va Alana

?Como no tengo redes sociales, no puedo postear fotos de mí misma embarazada y que todo el mundo me diga lo GUAPA Y MARAVILLOSA que estoy aunque sea una selfie cutre en el baño de un bar. Así que voy a usar el único canal que me queda para posar frente a ti al grito de OOOOOHHH CONTEMPLA LA GLORIA DE LA CREACIÓN EN MI PANZA!!! 

Heme aquí:

Psicológicamente fluctúo entre estar bien y contenta, y estar aterrada porque todo el mundo no para de decirme lo ESPANTOSO que es el posparto y lo MUCHO que va a cambiar mi vida. Me hace gracia porque todo el mundo te dice «la maternidad no es color de rosa, la gente la idealiza mucho pero es mentira». ¿¿Quéee?? ¿¿Que se idealiza la maternidad?? ¡Esa época ya pasó, queridas! Ahora estamos en una fase colectiva de «la maternidad es de color NEGRO, contémosle al mundo la gran mierda enorme que es tener bebés». Así que agradecería experiencias ?positivas? sobre las primeras semanas con el bebé, o cosas que puedes hacer para que sea menos espantoso o, en fin, algún rayo de esperanza que haga que deje de sentirme como si estuviera esperando a que alguien descargue un mazo sobre mi cabeza y/o mi potorro.

Lo que me está dando la vida

El yoga para embarazadas. Lo doy en un centro de aquí de Gijón con una profe muy maja que también se llama Marina, y es un oasis de calma en medio de las mencionadas crisis de pánico y de oh-Dios-y-si-he-arruinado-mi-vida.

Una serie muy graciosa y friki que estamos viendo en Netflix

Good Morning Call es una serie japonesa sobre adolescentes. Si fuera yanqui, tendría poca gracia, pero el toque japonés le da una mezcla entre sobreactuada, entrañable y bizarra que nos tiene tirándonos de la risa con cada capítulo. No sé si en algún momento no nos parecerá demasiado y la dejaremos, pero de momento la estamos disfrutando mucho.

Una peli también bastante friki que merece difusión

Bad Genius es como una peli de robo de bancos, pero de robo de exámenes. Es original, divertida y, en el peor de los casos, puedes disfrutar de lo bonitos que son los caracteres del alfabeto tailandés (¿se llama alfabeto también? ¿Es solo tailandés, o de más sitios? Quiero saber, pero me da pereza buscar)

Cita que me ha hecho pensar

I also try to write for someone who’s better than me, both morally and intellectually, so that my writing becomes better than who I am.

[También trato de escribir para alguien que es mejor que yo, tanto moral como intelectualmente, para que así mi escritura llegue a ser mejor de lo que yo soy]

Minae Mizumura en Writing Routines, una web muy recomendable si eres (o aspiras a ser) escritor.

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,