La Psicoletter de los Viernes (21.9.2018)

Aquí estoy un viernes más para contarte en qué ando metida.

Recuerda que puedes comentar y contar qué estás reflexionando, leyendo, escribiendo, viendo, haciendo, probando, etc… tú.

Ocupación principal de esta semana

He dedicado toda la semana a organizar mis pertenencias después de la mudanza. Es increíble la cantidad de objetos que acumula una humana como yo, a pesar de considerar que compro poco y de tirar a menudo lo que no me sirve.

Para ayudarme en la tarea, he releído los dos libros de Marie Kondo: La magia del orden La felicidad después del orden, que viene a decir casi lo mismo pero lleva ilustraciones. Ya había probado el método hace unos años y fue un éxito, pero me he dado cuenta de que había caído en viejos hábitos y olvidado puntos importantes, así que revisarlo ha sido revelador y creo que he alcanzado el siguiente nivel en cuanto a desprenderme de trastos inútiles.

Marie Kondo me parece un genio. Con toda su ingenuidad y su preguntarse si algo «te da alegría», ha desarrollado un método efectivo que tiene muchos más matices de los que podría parecer al principio. Lo más importante que he aprendido en esta segunda ronda ha sido:

– Hay objetos que te han dado mucha alegría, pero que puede que ya no te la den, por alguna razón. Es importante evaluar cada uno en el presente y no aferrarse a lo que crees que te hace sentir basándote en tu historia con él.

– Una vez que has seleccionado, el almacenamiento es importante. No importa que te quedes con objetos que te dan alegría, si los tienes apilados en una caja o en el fondo de una bolsa. Por ejemplo: durante años he tenido los artículos de papelería (rotuladores, lápices, etc.) en una caja de plástico. Pensaba que mi caja era estupenda, porque cada cierto tiempo sacaba punta a todos los lápices y tiraba los rotuladores que no pintaban, pero tenerlo todo ahí amontonado y cerrado hacía que jamás utilizara nada. Ahora me he quedado con los rotus bonitos y los he puesto verticales en un lapicero con varios compartimentos, y cuando los veo ahí con sus colorines me pongo contenta y me entran ganas de pintar.

– He cambiado mi relación con los libros que almaceno. He regalado prácticamente toda la ficción, salvo mis novelas fetiche, y me he quedado solo con la no ficción que quiero releer. También me he deshecho de los «algún día lo leeré». Ahora mismo tengo treinta y cuatro libros en mi biblioteca y me encanta lo despejada que está. 

– Los recuerdos están sobrevalorados. La mayoría de ellos me generan nostalgia, no alegría, así que lo he tirado casi todo. Además, me he quedado solo con fotos de buenos momentos genuinos. Es curioso cómo, tal y como predice Marie Kondo, a lo largo del proceso vas haciéndote más sensible a lo que te da alegría y lo que no, y con las fotos lo veía muy claro: algunas me enfadaban, o me recordaban momentos tristes, o simplemente ni me iban ni me venían, pero las estaba guardando porque Oh My God son fotos de mi infancia/adolescencia y si las tiro serán irreemplazables. 

Recomiendo mucho, pero mucho mucho, leer sus libros y seguir su método. Una buena relación con las propias pertenencias me parece un componente vital para la felicidad.

Lo que estoy leyendo

Uno de los libros que no he regalado porque me han dado ganas de empezar a leerlo inmediatamente es Un árbol de noche, de Truman Capote. Ahora que lo estoy releyendo tengo la sensación de que ya conocía la mayoría de los relatos, pero aun así los estoy disfrutando mucho. Capote es un gran cuentista.

Docus, series, pelis, etc

¡Nada está cuajando últimamente! ¡Y se me está acabando la temporada de Atypical, así que SUFRO y agradezco recomendaciones! Por cierto, creo que tengo algún tipo de crush adolescente con Brigette Lundy-Paine. Esa chica se come la pantalla cada vez que sale. 

Cita que me ha hecho pensar

Life truly begins only after you have put your house in order.

[La vida solo empieza de verdad una vez que has ordenado tu casa]

– Marie Kondo?

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,

PD: Recuerda que puedes comentar en este post y contar en qué andas tú.