La Psicoletter de los Viernes (22.06.18)

¡Hola!

Aquí tienes la psicoletter de la semana, con lo que estoy reflexionando, escribiendo, leyendo y viendo últimamente.

Me encantaría que compartas en los comentarios qué estás disfrutando tú en estos días.

Lo que estoy leyendo:

Durante el viaje a Noruega me leí dos libros de Jojo Moyes: Sigo siendo yo, la tercera parte de ?(Yo antes de ti) y La chica que dejaste atrás. La serie de Yo antes de ti me la he leído casi a mi pesar: creo que después del primero, los otros dos son, más que nada, relleno, pero no requieren demasiado esfuerzo neuronal y son un recurso socorrido cuando tu avión va a despegar y llevas un rato dando vueltas por la tienda Kindle sin resultado. La chica que dejaste atrás me ha gustado bastante: es entretenido, está bien hilado y la historia tiene más miga que la típica obsesión chick lit con cazar a un hombre.

Después de mucho rebuscar, he encontrado dos libros sobre parto y lactancia más o menos libres de ideología: Latch y The Birth Partner. El primero es un resumen muy práctico de los básicos sobre dar el pecho que no trata de convencerte de que la leche materna es una mezcla entre sangre de unicornio y el elixir de la eterna juventud. El segundo está pensado para acompañantes al parto, pero explica muy bien cada fase sin insistir en tu carácter de mamífera/diosa de la fertilidad y sin demonizar la medicina.

Serie de Netflix a la que me he reenganchado

Jane the Virgin es la historia de una chica latina y católica que quiere llegar virgen al matrimonio y a la que inseminan por casualidad con el semen del guapo heredero de una cadena de hoteles. Es una parodia de telenovela muy divertida y bien montada, con personajes estrambóticos y una trama tan extravagante como adictiva.

Nuevo logro de Alana

Alana ya es capaz de patear tan fuerte en mi panza que se puede ver el movimiento desde fuera, sin necesidad de tocar. El problema es que cuando lo veo me echo a reír, y entonces mi tripa vibra y ya no se la ve, así que mi madre me regaña y me dice que no me ría ni respire.

Cita que me ha hecho pensar

Ver a alguien leer un libro que te gusta es ver a un libro recomendándote a una persona.

No sé de quién es la cita y, lo que es peor, me la dijo alguien en un mail y tampoco recuerdo quién fue. Si eres tú, lo siento y te lo agradezco un montón.

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,