La Psicoletter de los Viernes (27.7.2018)

Aquí estoy una semana más para contarte en qué ando metida. Recuerda que puedes comentar y contar qué estás reflexionando, leyendo, escribiendo, viendo, haciendo, probando, etc… tú.

Lo que estoy leyendo

Esta semana me he empezado Memorias de una geisha, que llevaba tiempo queriendo leer. Llevo unas cuatro páginas, así que carezco de opinión; comentaré cuando la acabe.

Además, como último proyecto intelectual antes del parto, voy a leerme Antifrágil, de Nassim Taleb. Es un libro que Pablo ADORA, que Ángel Alegre ha recomendado millones de veces y que siempre me ha llamado la atención, así que tengo muchas ganas de adentrarme en él. Ya te contaré qué tal.

El artículo sobre tener o no hijos no es un mito…

Ya está prácticamente listo y creo (¡creo!) que saldrá como muy tarde el martes de la semana que viene. Te avisaré por aquí, así que atención a tu bandeja de entrada. Es largo y jugoso, así que tendrás para entretenerte durante todo el mes de agosto, porque…

…voy a pausar el blog ( y la Psicoletter) por vacaciones

Que ya sé que para lo que escribo tampoco lo vas a notar mucho, pero me voy a tomar todo agosto para: a) terminar mi segunda novela, b) empezar el curso que quiero lanzar en 2019 y c) escribir artículos para no dejarte en OP (Orfandad Psicosuperviviente) durante la baja maternal. ¿Qué porcentaje de todo esto completaré? Mis previsiones más optimistas son de un 50%, pero bueno: lo que consiga hacer, pues eso que me llevo al paritorio.

Último vicio caro

El finde pasado estuvieron aquí mi cuñada y su novio y nos introdujeron en el mundo fascinante de las salas de escape. Se trata de locales donde hay montada una aventura a tamaño real consistente en escapar de la sala descifrando códigos, activando mecanismos y solucionando enigmas. Hicimos dos aquí en Gijón ese finde (El secreto de Whitechapel y El Primer Viaje) y Pablo y yo nos animamos a intentar El videoclub de los ochenta los dos solos el pasado miércoles. Las que hicimos con Lucía y Edu muy bien; a los dos solos se nos dio FATAL. Pero en plan humillante, tipo si lo hubierais visto dejaríais de leer mi blog porque pensaríais que alguien tan torpe no te puede dar consejos sobre la vida. Salimos un poco deprimidos, la verdad, pero ahora que nuestro ego está curado tenemos ganas de intentarlo de nuevo y progresar. Si estás en Gijón (o Asturias en general), te gustan las salas de escape y quieres unirte en alguna, ¡escríbeme!

Estoy casi lista para hablar del Bullet Journal

?Hace dos semanas me compré una agenda, empecé a buscar información sobre el Bullet Journal, tiré la agenda (¡nueva! Bueno, empezada, porque si no la habría devuelto) mientras lloraba y le pedía perdón al Amazonas, y compré esta libreta tope de pro? para empezar mi primer Bullet Journal, chispas.

La gracia del BuJo, como le dicen los entendidos, es que puedes hacer con él lo que quieras: es un sistema muy flexible y cómodo para organizarte sin estresarte. Pablo también se ha enganchado, así que hemos empezado un reto de 66 días (el tiempo que se tarda como media en consolidar un hábito) de dedicarle al menos 5 minutos al día a nuestro diario. Se admiten apuestas sobre qué llegará antes: el final del reto o Alana (quedan 72 días para la FPP o Fecha Probable -¿o es Prevista?- de Parto).

Si quieres información, esta es la web oficial, pero hay millones de webs, blogs, vídeos y fotos de Instagram sobre el tema. 

Cita que me ha hecho pensar

You can’t own results. You can only own initiative.

[Los resultados no te pertenecen. Lo único que te pertenece es la iniciativa]

– Aisha Tyler

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,

IMPORTANTE: Recuerda que la Psicoletter se pausa hasta septiembre. ¡Disfruta de tu verano y nos vemos entonces!