La Psicoletter de los Viernes (7.9.2018)

¡Ya he vuelto de vacaciones! Probablemente sea un regreso corto, porque en un mes es la fecha prevista de Alana (AKA La Primera PsicoSúperBebé) e imagino que después no estaré para muchos trotes durante un tiempo.

Pero ¡centrémonos en el presente! Hoy voy a contarte qué he hecho este mes de agosto y qué puedes esperar las próximas semanas.

Recuerda que puedes dejar un comentario para contarnos qué estás reflexionando, leyendo, escribiendo, viendo, haciendo, probando, etc… tú.

El fracaso absoluto de mi productividad vacacional

Pues llevaba tres días escribiendo muy locamente, y ya iba por las 8000 palabras de una serie de artículos sobre estar satisfecho con lo que tienes, cuando me atacó un dolor de espalda terrible.

¿La causa? Tengo una teoría:

Estar sentada (o de pie, que te veo venir, Rober Sánchez) frente al ordenador se ha convertido en una tortura. Una persona más sacrificada que yo habría aprendido a escribir tumbada con una sola mano o le habría dictado a un programa de reconocimiento de voz; yo me dediqué a tirarme en la cama, autocompadecerme y comer helados de limón sin azúcares añadidos.

Ahora mismo, de hecho, estoy escribiendo esto semirreclinada y luchando por respirar, mientras Alana (que tiene hipo, por cierto) me incrusta el culo en las costillas.

Así que mi gozo en un pozo y no hay artículos de reserva para mi baja. Lo que quiere decir que quizá pase un montón de tiempo sin actualizar. O quizá no, ¿quién sabe? Puede que Alana duerma un montón y a mí me entre una misteriosa energía postparto.

Lo que estoy leyendo

Estoy tan saturada de TODO que no tengo ni ganas de leer. Aun así, he empezado el nuevo volumen de relatos de Mark Haddon y Radical Acceptance, de Tara Brach. Nótese que he dicho «empezado». No lo he terminado. Y me he enganchado a los sudokus.

Docus, series, etc

Este agosto, Pablo y yo hemos atravesado una breve pero intensa obsesión con el caso Madoff, así que nos hemos visto la peli, la miniserie y un documental. Si tuviera que quedarme con uno de los tres, sería el documental, aunque solo sea por el increíble personaje que es Harry Markopolos, el tipo que estuvo tratando de denunciar a Madoff durante una década.

Además, estamos a un capítulo de terminar La casa de papel, que nos ha gustado mucho pese a nuestro inicial prejuicio hacia las series españolas.

Único hábito al que he sido fiel

Ya te conté en la última Psicoletter que Pablo y yo habíamos comenzado un reto de 66 días para dedicarle al menos cinco minutos al día a nuestro Bullet Journal. De momento hemos cumplido todos los días sin faltar uno y nuestras libretas van estando cada vez más llenas. Hacía tiempo que no era constante con un sistema de organización tipo lista de tareas, y me gusta sentir la cabeza más despejada y poder ordenar todas mis neuras. La única pena es que en esta etapa de mi vida, hay días en los que la única tarea que completo con éxito es comerme los mencionados helados de limón sin azúcar. En fin.

Te recuerdo que esta es la web oficial del Bullet Journal, pero que hay millones de webs, blogs, vídeos y fotos de Instagram sobre el tema.

?AlanaNews

?Alana pesa ya dos kilazos y medio (decídselo a mi espalda) y nos queda un mes justo para la Fecha Prevista de Parto o Apocalipsis Potorril. Está colocadita de cabeza y perfecta de salud. Su madre está ya un poco cansada del embarazo, pero tratando de llevarlo con ecuanimidad y de aprovechar estas últimas semanas de tenerla en la panza.

Cita que me ha hecho pensar

El problema de la perfección es que una vez que llegas, ya no tienes otro sitio a donde ir.

– Pablo (sí, MI Pablo <3 Es más listo e interesante…)

¡Hasta el viernes que viene!

Un fuerte abrazo,