La cruda realidad sobre el futuro de tus sueños
(parte 5 de 6)

Por qué te «autosaboteas» (y no eres capaz de averiguar la razón)


Un manifiesto de Psicosupervivencia

Así que sabes un montón, tienes información, eres súper-hiper-consciente de lo que va mal y de lo que tienes que hacer para arreglarlo y, aún así, ¡no cambias!

¿Sabes por qué?


Porque piensas que eres un solo yo, pero en realidad sois tres:

  • El yo del pasado o yo que planea.
  • El yo del presente o yo que actúa (o no).
  • El yo del futuro o yo que sufre las consecuencias.

Esto es lo que hace cada uno:

Y adivina quién maneja el cotarro:

Puesto que todo ocurre en el presente, es tu yo del presente el que determina, día a día y momento a momento, el tipo de vida que vas a tener.

Pero cuando el yo del futuro se da cuenta de que el del presente la ha liado, se arrepiente y muta inmediatamente en el yo del pasado.

Empieza a cargarse otra vez de buenas intenciones: se lee más libros, se apunta a más cursos, se motiva frente al espejo…

…peeeero no se acuerda del pobre yo del presente al que le va a caer el marrón.

Te pongo un ejemplo:

¿Cuál es el problema?

Los tres yos no se comunican bien entre ellos, como un trío poliamoroso mal avenido.

  • El yo que planea (yo del pasado) no es capaz de anticipar las barreras del yo que actúa.
  • El yo que actúa (yo de presente) no se acuerda de las buenas intenciones ni anticipa lo mal que se sentirá si no actúa.
  • El yo que sufre las consecuencias (yo del futuro) no recuerda lo mal que se sentía en el momento previo a actuar.

Como consecuencia de estos fallos de comunicación, tú «no comprendes» por qué te «autosaboteas», y ahí entra en juego...

... la Ruleta de las Explicaciones.

Y por cada una de esas explicaciones, hay un taller, curso, libro o conferencia que te promete solucionarla y hacer desaparecer a...

...¿lo adivinas?

Exacto: la incertidumbre, la pereza y el miedo.

Y vas a ir a esos cursos y te lo vas a pasar pipa
, porque quizá no sea fácil, fácil (puede que haya llantos, y catarsis, y emocionadas confesiones públicas), pero sin duda no va a ser ni tan incómodo ni tan incierto como la acción verdadera.

Te dará sensación de que estás haciendo cosas. De que has avanzado. De que sabes más y has evolucionado espiritualmente.

¿Y sabes quién sabrá más, quién habrá evolucionado?

Exacto: tu yo del pasado.

El yo del presente va a seguir ahí en medio del oleaje.

No se va a acordar de todo lo aprendido. Es tan simple como eso.


¿Cuál es la solución?

La única solución es hablar directamente con el yo del presente. Entender sus miedos, sus dudas y cómo se siente. Empatizar con él y saber que es él quien tiene la clave.


Y no solo eso, sino empezar a comunicarte con él de una forma efectiva y sistemática.

Haz clic en «continuar» y en la siguiente página te cuento tres maneras de empezar a comunicarte con tu yo del presente aquí y ahora.

Ideas clave de la quinta parte:

  • 1. Te crees que eres un solo yo, pero en realidad sois tres:
    • - El yo del pasado, que planea y tiene buenas intenciones.
      - El yo del presente, que solo quiere escapar de la incomodidad.
    • - El yo del futuro, que sufre las consecuencias.
  • 2. Las intervenciones se hacen en el yo del pasado y no llegan al yo del presente.
  • 3. A la hora de la verdad, tomas las mismas decisiones y tu vida sigue igual.
  • 4. La única solución es que te comuniques directamente con tu yo del presente.

Hecho con amor por Marina la de Psicosupervivencia en 2019      -       Aviso legal         Protección de datos