Me gusta un compañero de trabajo, pero estoy casada

Hoy, en el Consultorio de Mailterapia, Laura nos cuenta que se siente atraída por un compañero de trabajo y que ambos están casados. Le he dado muchas vueltas al tema antes de contestarle, y al final me ha parecido que la mejor respuesta se puede resumir en dos palabras importantísimas: ponte gafas. Si quieres saber a qué me refiero, lee la consulta completa en Mailterapia

¿TE HA GUSTADO?
Tengo más.

Suscríbete para recibir el micro-ebook Por qué te crees tus excusas (y cómo dejar de hacerlo)

Además, mando un mail TODOS LOS DÍAS sobre pasar a la acción con la ayuda de la psicología. En cada uno ofrezco mis cursos y servicios. Si te cansas, te puedes dar de baja en dos clics.

Importante: en mi mail DIARIO ofrezco CADA DÍA mis productos y servicios. Si esto te supone un problema, no te suscribas.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es necesario que leas y aceptes la política de protección de datos de la web. Tus datos serán almacenados en ConvertKit, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD.

0 comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.