Chequeo dominical #1

379999_304803152890516_1121361917_n
Psicosupervivencia quiere ayudarte a mejorar tus domingos, y quiere hacerlo de dos maneras.

La primera es mejorar tu vida en general. Si no te gustan tus domingos, no te gusta tu vida. Si los lunes te producen una mezcla entre angustia y desánimo, es lógico pensar que hay algunas cosas que deberías modificar. Aquí estamos para ayudarte a buscar soluciones y comprometerte con el proceso de cambio.

Mientras, y puesto que tu vida no será perfecta NUNCA, y puesto que disfrutar con el proceso es parte de la gracia, te propongo que utilices las tardes del domingo, ese día inventado por Satán, para algo útil. A saber: hacerte un chequeo.

Uno de los enemigos del cambio es la manía que tiene la vida de atropellarse y de hacernos creer que no hay tiempo para nada. Vivimos en un constante tendría que y no nos damos un espacio para pararnos y ver cómo van las cosas.

De eso trata el chequeo dominical. No va a ser gran cosa. Nada de grandes análisis existenciales sobre el sentido de nuestra vida. Apenas algunas ideas. Una mirada atrás para ver lo que hemos hecho. Una mirada adelante para observar dónde queremos llegar. Un compromiso, una idea, algo de queja y algo de agradecimiento.

Lo más importante del chequeo no son los dedos que lo escriben, sino los ojos que lo leen. De momento este blog es joven y no hablamos muchos, aunque afortunadamente cada vez somos más. Pero ya sabéis que creo sinceramente en generar lazos y contar con los demás, y por eso me parece importante que quien quiera contribuya al chequeo dominical de dos formas: con su propio chequeo y con ideas para los demás. Cada uno es libre de saltarse las partes que no considere necesarias o de añadir otras. Lo importante es darte cuenta de qué te vendría bien revisar cada semana. También es libre de hacerlo y no publicarlo aquí, aunque mola más si nos enteramos todos.

[Nota: la idea del chequeo es de Havi Brooks en The Fluent Self. Muy recomendable, aunque requiere un nivel de inglés moderado y unos niveles de tolerancia al surrealismo altos]

Y como está bien dar ejemplo, empiezo yo.

 

Mi semana (del 4 al 10 de febrero de 2013)

Una introducción (Lo que ha pasado. De qué ha ido tu vida esta semana. Guía rápida para no perderse):
Esta semana me he hecho un esguince de tobillo entrenando, con lo que eso supone de ruptura de rutinas, expectativas, planes y un largo etc.

Lo que ha ido bien (Apuntar lo que ha funcionado. Lo que piensas seguir practicando. Lo que te llevas):
– Aceptar que lo malo ocurre. No comparar lo que es con lo que querría que fuera. Aunque me haya costado un par de días de autocompasión.- Permitirme espacio para la queja (¿¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena??).
– Disfrutar de los momentos. Aprovechar el tiempo. Mantenerme activa.

Para la próxima (Qué te gustaría haber cambiado. Qué le dirías a tu yo del pasado si pudieras volver atrás):
– Permanece atenta, sé cuidadosa, empieza poco a poco. Quizá así consigas no caerte, del roco y de la vida.
– Desconectar del curro es importante. Sobre todo si trabajas en un hospital.
– Honestidad, asertividad, sinceridad.

Un pequeño paso para el hombre (Un compromiso diminuto. Un solo acto potente):
A Dios pongo por testigo de que esta semana meditaré cinco minutos diarios. Es una propuesta ridícula, pero es enorme comparada con el indiscutible CERO de los últimos nosecuántos meses.

Pide ayuda a los jipis (plantea un problema solucionable, pide ideas, aprovéchate del entorno):
¿Qué sabéis de rehabilitación de esguinces en tiempo récord? Es un problema prosaico, pero resulta importante para mí.

Una queja. Una sola (tu derecho al pataleo):
– Me quejo de las lesiones. Son el mal.

Agradecimientos (unos cuantos):
– Agradezco la ayuda de mi gente en los momentos malos. Todos los que me han preguntado, animado y echado una mano. Los mails de ánimo de los lectores. Las muletas que me ha traído un amigo de mi compi de piso. Etcétera. Agradezco también que la lesión ha sido leve y que me da tiempo para escribir aquí.

Otros (lecturas, recursos, pelis, lugares, personas, VIDA):
– Terminé Changeology, de Les Robinson. Muy recomendable para inducir el cambio positivo en personas y organizaciones. Ahora estoy leyendo Influence, de Robert Cialdini, y blindándome contra los intentos de manipulación de los malvados. Me queda poco para acabar Medios narrativos para fines terapéuticos. ¿Alguien ha leído una buena novela últimamente? Me va a dar psicologitis.
– Muchas risas con el capítulo de esta semana de The Big Bang Theory.
– Queremos ver la nueva de Tarantino. De hecho, queremos hacer casi cualquier cosa que implique andar.
– El champú sin sulfatos y la mascarilla sin siliconas de The Body Shop van medio bien.

¡¡Tu turno, jipi!!

Si quieres más detalles sobre cómo solucionar tus problemas, vivir con sentido y ayudar a los demás, te interesará el Mini Curso de Introducción a la Vida Jipi. Accede gratis suscribiéndote a la lista de correo; además, recibirás los artículos del blog en tu bandeja de entrada, las contraseñas para el contenido protegido y mucho más.

¡Recibe el curso!

Captura_de_pantalla_2015-09-22_18.33.12

Suscríbete a Psicosupervivencia y recibe gratis el MIni Curso de Introducción a la Vida Jipi.

El spam me gusta tan poco como a ti. Powered by ConvertKit

, , ,

24 Responses to Chequeo dominical #1

  1. Cigi febrero 10, 2013 at 9:27 pm #

    He aquí mi aportación:

    Mi semana (del 4 al 10 de febrero de 2013)

    Una introducción:
    He estado un par de días en la playa con mi padre y mi hermana. He pillado un constipado griposo.

    Lo que ha ido bien:
    – Constancia: aunque pienses que te están saliendo las cosas mal, no hay que rendirse, es cuestión de perseverar.
    – No dejarme pisar. Que alguien esté de mal humor constante no significa que lleve la razón. No doblegarse a las imposiciones externas.
    -Pasarme un fin de semana en casa sin hacer nada, cuidándome el resfriado.
    -Paseo por la playa con mi padre aderezado por helado buenérrimo.

    Para la próxima (Qué te gustaría haber cambiado. Qué le dirías a tu yo del pasado si pudieras volver atrás):
    – Es absurdo sentirse culpable por todo. Sobre todo por lo que no depende de mí.
    – Mas asertividad y criterio para no dejarme pisar o manipular.
    – Llevar siempre una cocacola en el coche cuando tenga que conducir después de comer, por si me entra sueño.

    Un pequeño paso para el hombre (Un compromiso diminuto. Un solo acto potente):
    Meditar 1 minuto al día.

    Pide ayuda a los jipis (plantea un problema solucionable, pide ideas, aprovéchate del entorno):

    – No se me ocurre ahora mismo.

    Una queja. Una sola (tu derecho al pataleo):
    – Tampoco se me ocurre ahora mismo. estoy de buen humor :-).

    Agradecimientos (unos cuantos):
    – A mis padres por haberme dado una buena vida, a mi hermana porque cuando está de humor compartimos buenos momentos. A mis amigos que me desean que me mejore. A la playa, que está siempre ahí. aunque yo reniegue de ella. A mis gatas por permitir que las achuche. A mi madre por cuidar de las gatas en mi ausencia.

    Otros (lecturas, recursos, pelis, lugares, personas, VIDA):

    Leyendo A long way down de Nick Hornby, es bastante entretenido.
    Película: Shame, es algo durilla, pero no tanto. Muy bueno Fassbender.
    Recomendación: pillarse un día de vacaciones entre semana y pasear por tu barrio o ciudad. Si trabajas durante mañana y tarde como yo, podrás darte cuenta de lo llena de vida que está la calle/barrio/ciudad esas horas que estás encerrado en la oficina.

    • Marina febrero 10, 2013 at 9:47 pm #

      Mi respuesta a tu respuesta:
      – Envidia de playa y helado.
      – Me encanta tu compromiso, que es aún más diminuto que el mío. Si no lo cumplimos es pa matarnos.
      – Ese libro de Hornby es genial. Lo he leído dos veces 🙂
      – Gatasgatasgatas!!!
      – Un Club de la Asertividad a la voz de ya.

      Buen trabajo, jipi. Un besote.

  2. Cigi febrero 10, 2013 at 9:33 pm #

    Marina, sobre lo que preguntas de esguinces, yo sólo sé que me hice uno hace año y medio y que por curarlo mal, lo he tenido dándome guerra prácticamente un año. Así que mi recomendación es: PACIENCIA y un buen fisio.

    • Marina febrero 11, 2013 at 9:39 am #

      Jo, todavía no he conocido a nadie que se haya curado bien-bien un esguince. Somos un desastre, los humanos xD Gracias por tu contribución.

  3. Laura febrero 10, 2013 at 9:34 pm #

    Una novela que acabo de terminar y que me ha encantado: La edad de los milagros, de Karen Thompson Walker.
    Tomo nota de lo de los chequeos dominicales… aunque primero a ver si consigo vencer la pereza mortal que me entra los domingos y que me impide hacer ninguna actividad más allá de vaguear…

    • Marina febrero 10, 2013 at 9:54 pm #

      Me la apunto, ¡gracias!

      Un primer paso para tu chequeo dominical de hoy:
      – Para la próxima: hacer mi chequeo dominical.
      *Se ríe sola.

      Besotes.

  4. KHaL Yeleytr febrero 10, 2013 at 10:30 pm #

    De esguinces sé que tienen una duración muy variable, lo he visto en alumnos lesionados y en mi propia persona. Suscribo lo que decía Cigi: cúralo bien, que tener unos tobillos hechos polvo es el mal (te trastorna todo el cuerpo).

    • Marina febrero 11, 2013 at 9:40 am #

      Me encanta cómo la expresión “el mal” se ha integrado de forma natural en tu vocabulario. Muchas gracias, primor.

  5. Siro febrero 11, 2013 at 5:33 am #

    Me parece estupenda esta idea del chequeo dominical.
    Lo que ha ido bien: Avances estudiando ingles : Estoy terminando ” Norwegian wood “de Haruki Murakami , un libro precioso , que te recomiendo ( con título de mi canción favorita de los Beatles ) , empiezo a ver documentales en VO y medio me entero.
    Y aunque parezca una tontería estoy superfeliz de haber ordenado yo solito los canales de la tele y de aprender a cambiar el idioma ( estas cosas siempre me las han solucinado mis amigos y mi hermano )
    Lo que podría haber cambiado: No perder el tiempo con pequeños miedos absurdos.Más risa, menos seriedad.
    Un pequeño paso para el hombre : Caminar media hora ( al menos ) tres días por semana . Meditar un minuto a la semana .
    Agradecimientos : A mis amigas maravillosas del alma, por tanto encanto y tanto cariño. A la vida por tantas pequeñas ( enormes a mis ojos ) sorpresas diarias. A mi familia por ser tan perfecta en su imperfección. A tí, Marina, por este post y por el esfuerzo y entusiasmo que pones en todo y que contagias.
    Una queja: Esta vez no va para mí. ¿ Porqué no se le solucionan los problemas a mis amigas YA ?
    Me hace mucha gracia eso del Domingo, día inventado por Satán. En muchos momentos he odiado ese día, pero empiezo a disfrutarlo ultimamente…Que te mejores pronto del esgince , guapísima !!!

    • Marina febrero 11, 2013 at 9:42 am #

      – Murakami es amor.
      – Enhorabuena por el inglés: te va a aportar muchísimo. En la parte de enlaces tienes algunos blogs interesantes en inglés, por si le quieres echar un ojo y practicar mientras aprendes.
      – Jajaja ¿un minuto a la semana? ¿Esto qué es, una competición por ver quién medita menos? Jejeje es bromita, está genial y es una manera segura de no fallar en el inicio de un hábito.
      – De nada por la parte que me toca.

      Gracias por los buenos deseos y un beso grande dirección sur.

  6. Alejandra febrero 11, 2013 at 9:35 am #

    Mi semana (del 4 al 10 de febrero de 2013)

    -Esta semana han operado a mi hijo de cuatro añitos.

    Lo que ha ido bien:
    -La operación por supuesto¡¡ y que lo hemos afrontado con serenidad y unidos.
    -Tomamos la decisión adecuada de no decir la fecha a nadie más.
    -hemos sabido respetarnos y apoyarnos y trabajar en equipo en una situación que nos producía muuuucha ansiedad.

    Para la próxima
    -Ser más valiente y entrar en quirófano yo en vez de arrojar a mi marido con patucos y gorro a las puertas del mismo.
    -Necesito comer porque hay que estar fuerte para ayudar.
    -No se va a hundir el mundo si voy un momento al baño. Todo sigue funcionando sin mi.

    Un pequeño paso para el hombre (Un compromiso diminuto. Un solo acto potente):
    -Voy a expresar a las personas que me rodean mi agradecimiento por ser comprensivas y querernos tanto.
    -Cenita con velas y charla para mi marido que se la ha ganao a pulso.

    Pide ayuda a los jipis (plantea un problema solucionable, pide ideas, aprovéchate del entorno):
    -Sugerencias para no perder la olla después de ….20 días sin salir de casa (estoy deseando salir tan solo para sentir la brisa en mi cara.

    Una queja. Una sola (tu derecho al pataleo):
    – Me da penita ver a mi hijo adelgazar y que solo se vean ojos.

    Agradecimientos (unos cuantos):
    -Agradezco a mi marido su comprensión (no soy nada fácil en los momentos hospitales) y su amor.
    -Agradezco a todo el personal del hospital, empezando por los de admisión, el trato que han dado a mi hijo y a nosotros, el cariño que nos han brindado y su profesionalidad.
    -Agradezco las muestras de cariño de nuestros amigos.
    -Agradezco a la familia su comprensión.

    Otros (lecturas, recursos, pelis, lugares, personas, VIDA):
    -Lo siento pero los nervios previos me hacen dedicarme a hacer cosas que no puedo contar aquí. jeje bueeno, digamos que “cosas de casa”. Imposible leer, imposible ver pelis, imposible estar quieta.
    – Bueno puedo confesar que estoy cometiendo la locura de dejarme las canas, A ver que pasa¡¡

    Y esa ha sido mi semana.
    Muchos besos a todos/as.

    • Marina febrero 11, 2013 at 9:45 am #

      – ¡Enhorabuena! Por el resultado de la operación y por tu actitud.
      – Tus necesidades fisiológicas son importantes. Por arriba y por abajo.
      – Sobre lo de perder la olla, no sé si puedo ayudarte. Personalmente, llevo cuatro días en casa con el esguince y me temo que ya se me ha ido. ¿Algún alma clarividente puede echar una mano?
      – Seguro que con las canas estás guapérrima.

      ¡Un beso grande y gracias por participar!

  7. Silvia febrero 11, 2013 at 3:35 pm #

    Mi semana (del 4 al 10 de febrero de 2013)

    Una introducción

    Esta semana he superado la tentación de ventilarme graciosamente el reto de un mes de escritura diaria que empecé el uno de febrero. Yeah.

    Lo que ha ido bien

    Ea, pues eso mismo: haber sido capaz de demostrarme a mí misma que soy capaz de hacer muchas más cosas de las que creo. Superar la pereza.
    Tomar la decisión de recuperar el control de mi propio cuerpo: he recortado cuatro de los seis meses de tratamiento con anticonceptivos que me recetó el médico para regular la regla (superinteresante, eh), porque me estaba convirtiendo en un monstruíto depresivo.
    Un par de conversaciones muy dulces con un compañero que está pasando por uno de esos trances familiares en los que se está doctorando la Jipi Mayor. Que eso refuerce el valor con que trato de vivir, y la voluntad de agradecer tanto como tengo.
    Y volver de mi casa de Estepona sin nostalgia y con mucha verdurita cogida con mis manos.

    Para la próxima

    Como decidas hacerlo está bien, siempre que respetes tu compromiso.
    Puedes.

    Un pequeño paso para el hombre

    Después de cada hora que pase sentada, me machacaré las nalgas en un cacharrillo stepper que tengo debajo de la cama. Esto deja tus cinco minutos de meditación a una altura digna de Premio Nobel

    Pide ayuda a los jipis

    ¿Conoce alguien algún buen lugar en Granada para iniciarme en el yoga?

    Una queja. Una sola

    Oh, sí, ¿por qué hay el día sólo tiene 24 horas? Muy sensata.

    Agradecimientos

    Agradezco a mi chico el talante alegre y atento con que se somete a mis (escasas) sesiones de compras. A una lectora de mi blog que me dijo en mayúsculas yes, you can. A mi padre por emplear su tiempo en criar acelgas y coliflores. Al sol de febrero. A tus posts de aquí y de allá.

    Otros:
    Me acabé con sensación de orfandad “Todo esto para qué”, de Lionel Shriver (muy en línea de tus reflexiones sobre lo mal que nos enseñan a morir. Escalofriante).
    El campo cuajadito de almendros en flor
    Y un chocolate con coco de comercio justo que amenaza con convertirme en diabética.
    (Ve a ver Django YA!!!)

    • Marina febrero 11, 2013 at 9:57 pm #

      – Olé por ese reto. A mí me cambió la vida, ya lo sabes.
      – Los anticonceptivos no regulan la regla. Lo saben hasta los romanos.
      – Yo meditaba en Yogasala, que está en la calle Pavaneras, pero nunca he hecho yoga allí.
      – Shriver es muy, muy buena. ¿Has leído los otros dos que tiene en Anagrama? We love her aunque tenga nombre de tío.
      – Mmmm… chocolate.
      – ¿Jipi Mayor? Me encanta el título.

      Muchos besos, morena.

  8. Marta (Galicia) febrero 11, 2013 at 4:50 pm #

    Ahora voy justa de tiempo, pero ya lo haré, que me gusta! 🙂

    En cuanto a los esguinces, por paradójico que parezca, para una buena recuperación lo mejor (desde mi experiencia) es ser estricto con el reposo y una buena rehabilitación después. Yo tuve uno en el tobillo izquierdo y por no querer descansar suficiente, ahora me tuerzo el tobillo con muchísima facilidad. Y de los dedos de las manos ni hablamos… :p Así que yo te diría que paciencia 😉

    Un besote!

  9. abuja62 febrero 11, 2013 at 7:16 pm #

    Mi semana (del 4 al 10 de febrero de 2013)
    Una introducción
    Esta semana continúo sin hablar con algunas personas, con lo eso conlleva de desgaste cerebral y acumulación de mala hostia.
    Lo que ha ido bien
    Ser consciente de que soy yo la que no hablo con determinadas personas, ellos me han podido hacer daño, pero solo depende de mí el volver a reír con ellos.
    Además hemos estado de carnavales y he sacado mi camarita para hacer fotos , cosa que me encanta, además de la fiesta y de ver los disfraces, algunos muy divertidos y con ingenio.
    Para la próxima
    Conseguir superar, una vez más, el malestar que me producen las cosas que dicen personas que no tienen ganas de escuchar que todavía pueden vivir muy bien con lo que tienen; o lo que es igual, que hay gente que está mucho peor que ellos y peor que yo, incluso.
    Y por cierto, ser más asertiva, cosa que tu pones para ti, me lo quedo yo. Por no decir las cosas claras me callo y así me va la vida.
    Un pequeño paso para el hombre
    Ir al endocrino para sentirme mejor físicamente.
    Pide ayuda a los jipis
    ¿Cómo conseguís que no os dure mucho el enfado que te han generado las palabras de personas que os rodean?
    Una queja. Una solo
    Me quejo de mi lentísima capacidad para perdonar/me cuando algo me ha hecho daño.
    Agradecimientos
    A mi hija que me da un montón de abrazos y me quita mucha tensión. A mis perros que hacen que salga de mi caparazón cuando me meto en internet. A mí marido que aguanta como un jabato mi mal humor. A mi hermana que me da muchos ánimos cuando estoy chof. A mi gato que de pesado le he llegado a querer.
    Otros
    -Leer, escuchar música, ver películas, visitar museos o ciudades, recrearme la vista en la naturaleza, hacer fotos, etc.
    -Libros que recomendaría:
    Dios vuelve en una harley.
    La trilogía de Matilde Asensi, Martín ojo de plata, es de lo último que me he leído y me ha gustado mucho. Martín ojo de Plata
    Bichos y demás parientes (para unas risis) de Gerald Durell.
    El jardín de la serpiente de Judith Merkle Riley

    Entretenidos y bien escritos.

    -La sierra está preciosa y mirarla es un lujo para relajar el cerebro.

    Un saludo.

    • Marina febrero 11, 2013 at 10:00 pm #

      – Lo del enfado a mí personalmente se me pasa solo. Creo que es porque soy muy despistada y se me va la olla. Pero quizá contribuya el darte cuenta de que en realidad no dejas de estar enfadada por el otro, sino por ti.
      – Me apunto los libros, y también lo de mirar la sierra, aunque a este paso (nunca mejor dicho) tendrá que ser en fotos.
      – Suerte con el endocrino.
      – Disfruta de tu cámara y de tus tobillos 😉

      Muchos besos y gracias por tu contribución.

  10. primaveritis febrero 12, 2013 at 6:56 am #

    Sin tiempo para chequeos, tengo que despertar al gajito e irnos corriendo cada uno a su cole, pero algo he aprendido de una larga serie de esguinces y problemas articulares. Vitamina B. a mansalva, ¿valen marcas? yo compro hidroxil, sin remordimientos, en principio es hidrosoluble y si no te hace falta la meas, pero para mi es milagrosa.
    y como mínimo, te da la sensación de estar haciendo algo más positivo que solo quedarte quieta… siempre es un consuelo
    Besitos

    • Marina febrero 12, 2013 at 3:23 pm #

      Hidroxil comprado sin haber buscado absolutamente ninguna información acerca de la vitamina B y los problemas articulares. Como se entere Centinel, me mata. Esto es confianza ciega en ti y lo demás tonterías 😀

      Besines y gracias.

  11. Biónica Habla que escucho abril 29, 2013 at 1:32 pm #

    No vale enteramente para este propósito, pero cada semana en el blog me obligo a cumplir dos retos (a veces hago trampas): uno es anotar el placer de la semana (puede ser cualquier cosa sencilla) y otro, hacer una fotografía… voy a trancas y barrancas, pero bueno… Lo intento.

    ¿Objetivo? Acostumbrar la mirada, entrenar el ojo. Para ambos retos 😉

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guía Práctica Para Evitar al Psicólogo: mi miniproyecto de coja | Psicosupervivencia - febrero 12, 2013

    […] ya comenté en la entrada anterior, me hice un esguince la semana pasada y ando encerrada en casa y convaleciente. Lo llevo regular, […]

  2. Guía Práctica Para Evitar al Psicólogo: cómo participar | Psicosupervivencia - febrero 12, 2013

    […] ya comenté en la entrada anterior, me hice un esguince la semana pasada y ando encerrada en casa y convaleciente. Lo llevo regular, […]

  3. | Psicosupervivencia - febrero 17, 2013

    […] Si quieres saber de qué va esto del chequeo dominical, echa un ojo aquí: […]

  4. Chequeo dominical #1 | Sentado en esta vida - mayo 17, 2015

    […] Este blog nunca acaba de arrancar. Siempre que lo intento duro -como mucho- dos entradas. El principal problema es que no se me ocurre nada concreto que explicar a la hora de escribir. Me falta situarme en el punto de partida para dejarme llevar y escribir sin parar. Por eso he pensado que una buena forma de practicar la escritura sin tener que comerme mucho la cabeza es hacer cada semana un chequeo dominical*. […]

Deja un comentario