Truco buenísimo para calcular mejor el tiempo

Hoy, en el coworking virtual en el que trabajo, alguien ha dado un consejo buenísimo: «Si quieres ser capaz de calcular mejor el tiempo que necesitarás dedicar a una tarea, piensa en cuánto tardaría en hacerla otra persona». Es cierto: vemos a los demás como un poco lerdos y a nosotros mismos como el tipo

LEER MÁS

35 aprendizajes a los 35

Hoy cumplo 35 años: la fecha oficial en que tu valor como mujer decae un 90% porque tus ovarios, supuestamente, ya solo producen bolitas deformes como cagarrutas de cabra. Yo personalmente me encuentro mejor que nunca en casi todo. Más cuerda, más contenta, más productiva y más serena. Más fuerte y en mejor forma. Con

LEER MÁS

Maternidad: mi review después de un año

Hace ya más de un año que escribí El dilema bebé: cómo decidir si quieres tener hijos. Me había quedado embarazada después de una enorme odisea de autodescubrimiento de mí misma y heteroconvencimiento de mi pobre chico, Pablo, que en principio no quería y finalmente aceptó. El post está lleno de reflexiones y algunas predicciones

LEER MÁS

¿Eres Paula Parálisis o Aitana Acción?

Es junio, hace un calor húmedo y pegajoso en Málaga y yo estoy sentada en el patio de mi instituto escuchando el discurso de graduación de Pablo Aranda: un escritor malagueño que también estudió aquí. Llevo un vestido de tirantes en tonos beige y azules y estoy triste porque el CQMG (Chico Que Me Gusta,

LEER MÁS

El secreto de los que tienen tiempo para todo

Ayer me pasé una hora en el gimnasio. Lo que estaría muy bien, si no fuera porque previamente había estado otra hora decidiendo si iba al gimnasio.

Muchas webs y libros sobre productividad te dicen que si liberas las horas que dedicas a (Facebook, la tele, reuniones improductivas, etc.), de repente tendrás un montón de tiempo disponible que podrás utilizar para escribir por fin esa novela, o crear un negocio online, o crear una intimidad arrebatadora con tu pareja y tener montones de sexo.Cuando aplicas esa teoría, sin embargo, te encuentras con dos problemas:

LEER MÁS

Por qué he dejado mi Hábito de Hierro

A pesar de que hace algunas semanas escribí una biblia sobre cómo iba a crear y mantener el hábito de levantarme a las 5:50, hoy, 18 días después de empezar, he decidido abandonar. La razón es que mi insomnio estaba empeorando otra vez y creo que el reto era parte del problema. He empezado a

LEER MÁS

Cómo crear un Hábito de Hierro

Si estás en mi Psicoletter (1), sabrás que febrero fue una caca de vaca. Una de las razones es que en enero me vine arriba, envalentonada por el colocón (metafórico) de Año Nuevo (2), y traté de incorporar millones de hábitos: yoga, deporte, movilidad, meditación, escritura, andar 8000 pasos, levantarme temprano, escribir en mi Bullet Journal (3) y quizá alguno más.

En enero, más o menos, funcionó. No hice todo todos los días, pero hice mucho la mayoría de ellos. Pero en febrero pille un catarro que se convirtió en bronquitis y mi precario castillo de hábitos se vino abajo.

LEER MÁS