¿Tienes una crisis existencial?

crisis existencialEl artículo de hoy es una colaboración de Miriam Martín Canales, psicóloga y autora del blog Psicorumbo. Cuando me escribió hace un par de meses para colaborar aquí, me gustó mucho su enfoque y su manera de ver la psicología, y me interesó muchísimo el tema que quiere traernos hoy: crisis existenciales. Es una experiencia por el que la mayoría hemos pasado o pasaremos en algún momento, y cuyo abordaje puede marcar la diferencia entre el crecimiento y la depresión.

Personalmente, estoy pasando una época un poco complicada y me ha servido mucho el artículo de Míriam, sobre todo las preguntas que recomienda hacerse en la última parte.

¡Te dejo con ella!

Me llamo Míriam, soy psicóloga como profesión y por vocación. Me encanta leer, escribir, hablar con la gente, tomar café, viajar, aprender cada día algo nuevo y todo lo relacionado con el comportamiento y la mente humana. Creo que si conocemos por qué hacemos o sentimos determinadas cosas es mucho más sencillo acercarnos cada vez más a la mejor versión de nosotros mismos.

En este artículo voy a hablar de crisis existenciales, es decir, de esos momentos vitales en los que te sientes perdido, no sabes hacia donde ir ni qué dirección tomar, miras al futuro y no ves otra cosa que una página en blanco…

¿Cuándo aparecen las crisis existenciales? 

Las crisis existenciales aparecen cuando lo que estabas haciendo hasta el momento ya no vale. Tu manera cotidiana de actuar ya no funciona, no sirve, por las razones que sea, y tienes que aprender a hacer las cosas de otra manera.

Cuando digo que tienes que aprender me refiero a que aún no sabes, no sabes que camino elegir, qué quieres hacer y mucho menos cómo hacerlo. Por eso te sientes inseguro, perdido y eres el caldo de cultivo perfecto para que diversos miedos asalten tu cabeza, produciéndote malestar, desgana o ansiedad.

¿Cuándo puede empezar una crisis existencial?

  • Después de un acontecimiento traumático que rompe todos los esquemas de nuestra vida (un despido laboral, un divorcio, muerte de un ser querido, etc…). Son acontecimientos que hacen que tu vida ya no pueda seguir igual que antes, que implican un periodo de adaptación y cambio.
  • En momentos vitales importantes: adolescencia, acabar la carrera, irse a vivir a otra ciudad, mudarte con tu pareja, que tus hijos se vayan de casa, etc…
  • Muchas veces su inicio no tiene una causa clara, si no que progresivamente nos vamos sintiendo incómodos con nuestra situación vital. Lo que hacemos ya no nos llena como antes o deja de darnos los resultados que antes nos daba, las personas con las que nos relacionamos dejan de parecernos interesantes, nuestro trabajo comienza a hastiarnos más de la cuenta, etc…
    Algunas veces el mundo cambia y nosotros nos tenemos que adaptar a él, pero otras nosotros cambiamos y sentimos necesidad de cambiar lo que nos rodea.
    “Si tu cambias todo cambia. Y si todo cambia tú tienes que cambiar” (tuitea esto)
  • También es frecuente que estas crisis se den cuando salimos de nuestra zona de confort y descubrimos que hay más mundo del que conocíamos. Descubrimos más posibilidades que están a nuestro alcance y, por qué negarlo, muchas veces esto nos da vértigo. Un viaje a un país con otra cultura, una conversación reveladora con alguien, una película, un libro, una noticia, etc…. Cualquier clase de suceso que nos haga ver que tenemos más opciones disponibles y que quizás muchas de ellas son mucho más interesantes que lo que llevamos haciendo durante mucho tiempo de manera automática, sin siquiera plantearnos a dónde nos va a llevar.
    Es muy fácil dejarse llevar por la rutina y por el camino que nos marca nuestro alrededor; el problema llega cuando nos sacan de él o vemos la opción de elegir otro camino.

Síntomas de que estamos pasando por una crisis existencial

Los síntomas son diversos y variados.

  • Pueden aparecer sensaciones de apatía, ansiedad, tristeza, insomnio, etc… pero sobre todo, esa molesta sensación de desorientación. Nos sentimos desorientados, perdidos y la pregunta “¿Y ahora qué?” parece incrustada con superglue en nuestro cerebro.
  • Nuestro futuro se vuelve incierto y la incertidumbre nos genera incomodidad. Es algo normal, algo adaptativo a nivel evolutivo: nos gusta vivir en un entorno controlado, conocer los peligros que nos acechan, y no poder predecir que va a pasar nos incomoda.

Solemos ver los cambios como algo malo, nos da miedo cambiar, anticipamos todas las consecuencias negativas que se nos ocurren como una manera de defendernos. Pensamos: si me pongo en lo peor el golpe no será tan duro. Sin embargo anticipar cosas negativas (la mayoría de las cuales seguramente nunca sucedan) nos impide avanzar, nos impide cambiar, nos impide atrevernos y hace que nos sintamos mal.

¿Qué tal si dejamos de anticipar y aprendemos a vivir con la incertidumbre propia de la vida? (tuitea esto)

Las crisis existenciales son una excelente oportunidad de cambio, ya que de repente sientes sobre ti la responsabilidad/oportunidad de elegir qué es lo que quieres hacer con tu vida a partir de ahora.

“Nadie dijo que la vida fuera fácil, solo que merecería la pena” (tuitea esto)

¿Cómo sobrevivir a una crisis existencial?

Si esperas resultados diferentes tendrás que hacer algo diferente. Muchas veces esperamos que los cambios se produzcan solos, que de un día para otro nuestra vida cambie mientras nosotros nos sentamos a esperar… ¿Sería bonito, verdad?

Pero ¿qué es lo que ocurre en realidad?

Normalmente suele ocurrir qué si no hacemos nada diferente, todo va a seguir igual y corremos el riesgo de que esta crisis existencial se convierta una periodo de apatía y resignación permanente en vez de un periodo de cambio y evolución personal.

1. Revisa tus creencias

Hay veces que lo que tiene que cambiar no son cosas de nuestro entorno, en ocasiones ni siquiera tiene que cambiar nuestra manera de actuar, si no que lo tiene que cambiar es  nuestra manera de pensar.

Uno de mis primeros casos que llevé como psicóloga fue el de una mujer de 42 años que llevaba los últimos 5 años lamentándose porque no le gustaba su vida. Su mayor problema es que su hijo era homosexual y ella se negaba a aceptarlo. No paraba de pensar en que había hecho algo mal y en la vergüenza que pasaría si se enteraba el resto de la familia. Este tema le había ocasionado múltiples discusiones con su marido y estaba al borde del divorcio. Esta mujer estaba pasando por una crisis existencial, sin embargo, ¿qué podía cambiar? Ella no podía hacer que su hijo dejara de ser homosexual. La clave de este caso no fue cambiar su vida, si no cambiar su manera de pensar. En cuanto empezó a pensar sobre la homosexualidad de una manera más racional todos sus problemas se solucionaron.

Muchas veces la realidad es la que es y, nos guste o no, no podemos cambiarla. Así que no nos queda más remedio que aceptarla tal y como es. ¿Pero… tengo que aceptar todo lo que no me guste? ¡Claro que no! Tienes que aceptar lo que está acorde con tus valores. En el caso de esta mujer, dentro de sus valores estaba tener una vida familiar satisfactoria y tener una relación de confianza con su hijo; si su valor primordial hubiera sido exterminar a todos los gays del planeta, la cosa cambiaría…

Si tu crisis está causada por tus creencias respecto a algo que no puedes cambiar, lo más probable es te convenga trabajar esas creencias y alinearlas con tus valores.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, nuestra forma de pensar no es algo estático, sino que va cambiando a lo largo de nuestra vida; además, tener cierta flexibilidad mental es algo muy bueno que nos va a permitir que nos adaptemos a diferentes situaciones.

2. Pasa a la acción

El primer paso para salir de una crisis existencial es admitirte a ti mismo que hay algo en tu vida está fallando o que no funciona tan bien como debería y qu,e por lo tanto, merece la pena dedicarle un tiempo a reflexionar acerca de que quieres hacer a partir de ahora.

Vaya preguntita ¿Qué quiero hacer con mi vida? Solo el hecho de escribirla me genera cierta incomodidad…

Aquí tienes algunas preguntas que pueden ayudarte en tu proceso de decisión.

  • ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida  dentro de 5 años? Párate a pensar en ello. ¿Qué te gustaría estar haciendo? ¿Dónde? ¿Con quién? ¿Te gustaría que siguiera siendo como hasta ahora? ¿Qué es lo que necesitaría cambiar? Te animo a coger un bolígrafo y un papel y a escribir durante un rato a tu yo del futuro. Una vez que tengas claro como te gustaría que fuera tu vida dentro de 5 años podemos pasar a la siguiente pregunta.
  • ¿Por qué quieres hacer eso? ¿Te convencen tus propias razones? Me refiero a… ¿es lo que tú quieres, o estás viviendo la vida que otros eligieron para ti?
  • ¿Te estás dejando limitar por tus miedos? ¿Qué es lo que harías si no tuvieras miedo? 
  • Muchas veces creemos que queremos algo que en realidad no queremos, si no que nos han inculcado que es lo que tenemos que hacer. La sociedad, la cultura en la que vivimos, nuestra familia, nuestro circulo social, etc… puede estar marcándonos un camino que hemos ido siguiendo hasta ahora sin apenas plantearnos nada al respecto, pero que no es el que realmente queremos elegir. Merece la pena páranos a reflexionar sobre ello y no dejar que las convenciones sociales ni los demás marquen que es lo que vamos a hacer con nuestra vida.

Cuando hablo de reflexionar, no estoy hablando de dar mil vueltas al mismo tema y dejarnos invadir por los monstruos del futuro ni por los fantasmas del pasado. Estoy hablando de pensar de una manera práctica y productiva, orientada a resultados.

No dejes que los fantasmas de tu pasado atormenten tu presente y arruinen tu futuro” (tuitea esto)

Una vez que tengas claro cómo quieres que sea tu vida dentro de unos años (y no me vale ser la persona más rica del mundo, no niego que sería bonito, pero estoy hablando de construir un futuro realista que pueda estar a la altura de tus posibilidades. Y por cierto, no escatimes en ello, seguro que hay más cosas a la altura de tus posibilidades de las que imaginas) tenemos que pasar al siguiente paso: ¿qué puedo hacer para lograrlo?

Seguramente no eres consciente de ello pero cada momento que pasa tienes la oportunidad perfecta para actuar sobre el presente en función de lo quieres obtener en el futuro. Si quieres limones ¡planta limoneros! Si plantas olmos, no esperes que te den limones.

Si no consigues ver claro cómo quieres que sea tu vida dentro de unos años, te sugiero hacer una lluvia de ideas, con todas las posibilidades que te ocurran. Te recomiendo apuntar todas y cada una de ellas, por absurdas que parezcan. Muchas veces, a partir de una idea absurda, se nos ocurre una gran idea. Una vez fuera de tu cabeza y plasmadas sobre el papel,  visualiza cada una de las opciones. ¿Con cuál te sientes mejor? ¿Cuál tiene más pros y menos contras? No ignores a tu intuición ¿Sientes una especie de vocecilla que trata de decirte cual es la adecuada?

3. Implementa el cambio

Una vez que tengas más o menos claro no nos podemos olvidar del último paso ¡Hazlo! ¡Pasa a la acción! Por mucho que reflexiones y llegues a conclusiones satisfactorias si no las pones en marcha nada va a cambiar. Así que ¡Manos a la obra!

Te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo: Del quiero al puedo: Cómo implementar un cambio

En definitiva, debemos tomarnos las crisis existenciales como oportunidades, oportunidades para mejorar, oportunidades para cambiar, oportunidades para fijarnos nuevos objetivos y actuar en función de ellos, oportunidades para cambiar nuestro presente y mejorar nuestro futuro.

Espero que te haya gustado el artículo y que te sea de utilidad para tu próxima crisis existencial. Te animo a que te suscribas a mi blog -> http://psicorumbo.com/suscribete/ para recibir cada semana un artículo sobre psicología que pueda ayudarte a mejorar tu vida, además de el ebook “10 pequeñas pautas para generar un gran cambio en tu vida” y un audio de relajación guiada.

¡Y si tienes dudas o aportaciones, escríbelas en los comentarios! Me pasaré a responderlos personalmente 🙂

¡Recibe el curso!

Captura_de_pantalla_2015-09-22_18.33.12

Suscríbete a Psicosupervivencia y recibe gratis el MIni Curso de Introducción a la Vida Jipi.

El spam me gusta tan poco como a ti. Powered by ConvertKit

, , , , , ,

18 Responses to ¿Tienes una crisis existencial?

  1. Consha junio 26, 2015 at 3:05 pm #

    Que buen post Marina!
    Como siempre, tan atinado, tan claro, tan práctico!. Yo no hago más que reenviar tus post (No uso tuiter) y hacer publicidad de una pagina con contenido tan sincero.
    Por diversas razones, siento que estoy en una encrucijada de mi vida, y aunque he pasado ya una época de “desesperación”, ahora estoy en la fase de “búsqueda” y “autoexamen”. Espero seguir tus orientaciones.
    Muchas gracias, y sigue así.

    • miriam junio 28, 2015 at 8:56 pm #

      Me alegro de que te haya sido útil el artículo. La fase de desesperación es la más complicada, ya has pasado la peor parte. Espero que la fase de busqueda y autoexamen supongan un giro de tu vida hacia un camino mejor. Tal y como comentaba en el artículo, los cambios nos asustan, pero lejos de ser algo malo, son una gran oportunidad.
      Mucho animo! Un abrazo!

    • OTTO agosto 26, 2016 at 7:04 pm #

      BUENAS TARDES.
      ES GRATIFICANTE RECIBIR INFORMACION POSITIVA PARA RECUPERAR FUERZAS NUEVAS QUE NOS PUEDAN LLEVAR A UNA MEJORA CONTINUA DE NUESTRA REALIDAD EXISTENCIAL.
      UN AGRADECIMIENTO INFINITO POR TODO LO APORTADO EN ESTA BUSQUEDA CONSTANTE DE GRANDES CAMBIOS EN LA VIDA PARA SER CADA DIA MEJORES PERSONAS.
      ATTE.
      OTTO

  2. Lucía junio 27, 2015 at 5:12 pm #

    Muy buen artículo, Miriam. Voy a pasarme por tu blog ahora mismo.

    Gran idea lo de la colaboración, Marina.

    Un saludo a ambas.

    • miriam junio 28, 2015 at 8:57 pm #

      Me alegro de que te haya gustado el artículo 🙂

      Un abrazo!

  3. Adriana junio 30, 2015 at 2:54 am #

    Me encanta el articulo.Hace tres anos que estoy pasando por una epoca de estancamiento por miedo al cambio.Finalmente he decido to at algunos riesgos a ver que pasa… 🙂 Me siento como un pajarillo que va salter del comodo nido,da miedo pero es necessario para avanzar en la vida

    • miriam julio 7, 2015 at 2:26 pm #

      Me alegro de que por fin de hayas alegrado de dar el paso. Es normal tener miedo a los cambios, es algo natural, sin embargo si queremos evolucionar en la vida hay que asumir riesgos.

      Espero que te vaya todo genial y que superes este periodo de estancamiento!

  4. gabriel octubre 13, 2015 at 1:30 pm #

    Hola,me gusto el post sobre la crisis existencial, en estos momentos yo estoy sufriendo una ,no dejo de pensar sobre la vida y la muerte, para que vivivimos si igual vamos a morir. No se si me podrias aconsegar sobre el tema , ya que no puedo dormir pensando sobre el tema.

  5. junior felipe rdriguez lucero noviembre 20, 2015 at 6:17 am #

    eso es aceptar los cambios que se dan en nuestras vidas son buevas oportunidades que se habren hacia un futuro mejor, la mente siempr e se interpondra a hacer las cosas para saben ¡¡¡somos mas valientes de lo que creemos!!! yo sufro de ansiedad tengo mucha verguenza cuando estoy en publico pero gracias q decidi enfrentar mi miedo y salir a buscar ayuda al psicologo ahora me siento un ppoquito mejor ya voy 2 meses q voy y solo esta en la mente dambiar esos pensamientos negativos por unos costructivos tal ves se es un poco incomodo cambiar esos pensamientos pero no dificil y tenemos la posibilidad de ser feliz ser pèrseverante siempre 🙂

  6. erli enero 2, 2016 at 11:36 pm #

    no se que hacer…. tengo miedo, estoy en blanco, emigre por situacion socio politica, no me guata el pais donde estoy pero tampoco me veo de regreso a mi pais de origen, me ronda la idea de irme a otro pais pero no tengo fondos para cubrir el cambio… pienso en mi mama q deje… mi cabeza esta un caos…gracias por la ayuda

    • carmen febrero 20, 2016 at 1:41 am #

      Hola Erli: Me he sentido identificada contigo. Yo me he visto obligada a cambiar de lugar y dejar atrás la vida que tenía, y lo llevo fatal. Ahora tengo una familia, unos hijos, pero me siento sola y perdida en un mundo que no es el mío… Y a mi si que me gustan los cambios y no me dan miedo, es que no me gusta este cambio. Llevo seis años bloqueda y angustiada, pero tengo que mirar hacia delante por mis hijos… Y pienso lo difícil que tiene que ser para los emigrantes de otros países…

  7. erli enero 2, 2016 at 11:39 pm #

    tengo 35 años quisiera ser madre o me siento presionada con eso… es lo que socialmente y bilogicamente se espera… quiero pero debo acudir a tratamientos costosos… aca lo iba a intentar y la situacion economica cambio… nunca lo intente… me canse de vivir bajo los parametros sociales… quiero algo mas… a vesces me veo como una ermitaña… no se q hacerrrrrrrrrrrrrrrr

    • Elena octubre 27, 2016 at 10:22 am #

      No lo hagas si no quieres

  8. Francis Glorian enero 10, 2016 at 8:06 pm #

    Está muy bueno… Tengo unas dudas. Si hace algún tiempo tuvimos una crisis existencia y determinamos algunas metas y ya muy cercanos a cumplirlas comenzamos a tener esta sensación de incomodidad y de desorientación entre otras emociones que no son agradables… ¿Habría que cambiar todo otra vez? Porque comprendo que quiero cumplir con el objetivo que me propuse, pero algo no anda bien.

  9. martiniban agosto 15, 2016 at 1:21 pm #

    Hola a todos, yo tambien me encuentro en un momento de crisis existencial. Tengo 37 años y empiezo a plantearme muchas cosas, Vivo fuera en Francia desde hace 4 años. Esta experiencia me ha echo madurar mucho y aunque es una experiencia positivo hay muchas areas de mi vida atascadas, la laboral que apesar de estar fuera de España sigue siendo complicada cuando no eres de alli y tienes que aprender un idioma de cero y por el lado de pareja también he tenido relaciones que no me han ido bien. Ahora a llegado un punto que siento que debo de realizar un cambio y me planteo volver a España, pero me da miedo dejar aquello y venir aqui donde de momento todo es incertidumbre… en fin es complicado para mi tomar una decision sobretodo me da miedo tomar una decision equivocada y por otro lado esta el deseo de ser madre y de ver que el tiempo pasa y que en algun momento debo plantearmelo seriamente…

  10. Elena octubre 27, 2016 at 10:20 am #

    Ayo la tengo hace bastante y no veo salida

Trackbacks/Pingbacks

  1. Zona de confort: Cuando te escupen fuera - junio 7, 2016

    […] en “crisis existencial” y monstruitos con forma de miedo, terror y pensamientos negativos empiezan a montar la fiesta del […]

  2. Cómo usar una crisis para hacerte más fuerte | Psicosupervivencia - noviembre 30, 2016

    […] los ámbitos de nuestra vida. Y aunque no es malo buscarla, cuando nos encontramos en un momento de crisis seguimos deseando volver atrás y recuperar esa sensación de estabilidad que hemos perdido. Al […]

Deja un comentario