Categoría: Implementación

Reescribe la extraordinaria historia de tu vida

Escribir es elegir. Es el único secreto. La vida es tan rica en detalles, tan variada y tan asombrosa que basta con escoger los datos adecuados para crear una buena narración. (No es tan fácil, claro. Pero se mejora con la práctica) Los humanos somos contadores de historias. El cotilleo que le cuentas a tu

LEER MÁS

Cómo tener miedo

He sufrido muchas desgracias que nunca llegaron a ocurrir. Mark Twain Vamos a empezar este artículo con una historia. La protagonista soy yo, que por algo es mi blog. 2007. Algún punto en el trayecto Sevilla-Pisa. Tengo veintiún años y voy en un avión con mi amiga Marta a visitar a Elsa, que está de

LEER MÁS

Por qué no puedes cambiar o cómo hacerte amigo de tu gemelo malvado

 Foto de DerrickT “El que nace león, muere cochino”, dice siempre mi padre. La gente no cambia; si cambia, es a peor. ¿Te has preguntado alguna vez por qué cambiar resulta tan difícil? ¿Por qué si sé perfectamente lo que tengo que hacer (dejar de fumar, perder peso, preocuparme menos por las cosas, salir más)

LEER MÁS

Cinco maneras de salir de Autoayudalandia

Escribir aquí me genera cierta mezcla de sentimientos positivos y negativos. Por una parte, veo que la gente sufre y me encantaría disminuir en algo ese sufrimiento. Por otra, en un universo saturado de libros, cursos, talleres, terapeutas y coach de Psicología y Autoayuda (en adelante, PyA), no es que no tenga claro que pueda

LEER MÁS

Hackea tu insomnio

Hoy me he despertado a las siete, lo que no tendría nada de raro si no fuera porque: 1) he dormido del tirón y me he levantado descansada y llena de energía; 2) es domingo 6 de enero y llevo dos semanas de vacaciones y 3) no he tenido que ponerme el despertador. Yo nunca

LEER MÁS

Cómo cumplir tus propósitos de año nuevo con el mínimo esfuerzo

De pequeña tenía una profesora horrible: tan horrible, tan horrible, que años después un niño la grabó con el móvil durante las clases, sus padres la denunciaron y la echaron del colegio. Cuando me daba clase a mí aún no teníamos smartphones, así que la tuve que aguantar dos años. Recuerdo que a menudo nos

LEER MÁS