Consigue la vida que quieres con la metáfora del jardín

Escribir este artículo es probablemente una mala decisión de negocio, porque corro el riesgo de que al terminarlo puedas hacerte tú solito la terapia y no me necesites, y nadie me contrate jamás, y muera de hambre y ni siquiera mis gatas quieran comerse mi cadáver porque son muy exquisitas. Aun así, lo voy a

LEER MÁS

Cómo tomar decisiones difíciles

Esta mañana me ha escrito una chica que ha venido a consulta unas cuantas veces. Está planteándose una decisión importante en su vida y no sabe qué hacer. «Ninguna de las opciones me parece inteligente», me dice en el mail. «Es normal», he contestado yo. En una decisión difícil, ninguna opción parece superior a la

LEER MÁS

¿Se puede sanar el pasado?

Sanar el pasado es una idea seductora: si mis problemas actuales vienen de algo que pasó hace tiempo, ¿por qué no viajar allí, de una forma más o menos mística, y eliminar o cambiar eso que me hizo daño? El atractivo de la idea de sanar el pasado tiene que ver con el mismo impulso

LEER MÁS

Por qué he dejado Facebook (y cómo puedes hacerlo tú también)

De todos los artículos que he escrito este es, por alguna razón, el que ha generado más expectación. Desde que comenté que estaba trabajando en él, es raro el día que alguien no me comenta que está deseando leerlo. Así que he llegado a la conclusión de que la gente no necesita un artículo que

LEER MÁS

Mi fantástica rutina matinal (o no)

Ayer estaba pensando que me iría mucho mejor si siguiera mis propios consejos. Es absurda la cantidad de veces que cometo los mismos errores de los que hablo aquí. Imagino que ser psicóloga es parte del problema: me creo que estoy en un nivel superior y que a mí no me hacen falta esos trucos

LEER MÁS

Oblígate a hacer cosas. Es bueno para ti

Llevo un cuarto de hora parada frente a la página en blanco pensando en cómo estructurar este artículo, porque lo que en realidad quiero contarte es que he descubierto un truco estupendo para convencerme a mí misma de hacer cosas que son buenas para mí pero que, en principio, no me apetece hacer. Pero no

LEER MÁS

Retoma tus hábitos después del verano sin (demasiado) esfuerzo

«Lo mejor de ir al gimnasio es la superioridad moral», le digo a Pablo una mañana de mayo mientras caminamos de vuelta a casa. Es domingo y la gente tiene cara de resaca; nosotros, en cambio, nos hemos levantado temprano, hemos cumplido con nuestro entrenamiento y lo hemos anotado pulcramente en nuestras libretas de vigoréxicos.

LEER MÁS